Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

A Coruña prevé expropiar o recibir sin coste la parcela de Defensa en A Maestranza

El cambio del plan general sobre la norma de equipamientos del Concello incluye recalificarla como espacio libre | Urbanismo la valora en 3,1 millones, frente a los 8,7 en que fue tasada

Parcela de A Maestranza situada junto a la Sociedad Deportiva Hípica, que pertenece al Ministerio de Defensa. Casteleiro/Roller Agencia

La modificación del plan general que el Gobierno local llevará el martes a la comisión de Urbanismo incluye la recalificación de la parcela de A Maestranza que el Ministerio de Defensa todavía posee en ese lugar, que pasará de tener uso residencial a estar clasificada como sistema local de espacios libres. La iniciativa prevé además que estos terrenos, de 1.830 metros cuadrados de superficie, sean adquiridos por el Concello de A Coruña “mediante expropiación forzosa”, aunque también admite la posibilidad de que sea a través de un convenio entre la administración municipal y Defensa, por una “permuta forzosa” con suelo de propiedad municipal e incluso por una “cesión gratuita”.

Esa última fórmula se aplicaría, de acuerdo con el expediente para el cambio del plan general, según el artículo 145 de la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, que establece que los bienes de propiedad estatal “cuya afectación o explotación no se juzgue previsible podrán ser cedidos gratuitamente para la realización de fines de utilidad pública o interés social” , a lo que añade que entre los posibles receptores de estas cesiones figuran los ayuntamientos.

En el estudio económico de la modificación del plan general figura también la valoración de la parcela, que es de 3,1 millones de euros, lo que implica una tasación de 1.704 euros por cada metro cuadrado. Cuando el Ministerio de Defensa sacó a subasta en 2016 las tres parcelas que poseía en A Maestranza, fijó un precio de 8,7 millones para esta, aunque nadie presentó ofertas para adquirirla. Ante la existencia de informes arqueológicos que daban casi por seguro la existencia de vestigios de las murallas de la ciudad en el subsuelo de este terreno, Defensa optó por excluir lo de la subasta cuando convocó una segunda para las otras dos parcelas.

Tampoco en esa ocasión se presentaron pujas, por lo que el ministerio acabó por recurrir a una venta directa. La inmobiliaria Lipromo A Coruña, integrada en el grupo vasco Gesarqus, se hizo finalmente con ambas parcelas por 11,8 millones de euros.

El Gobierno local justifica el cambio de calificación de la parcela que continúa en manos de Defensa por razones de “interés público”, ya que pretende evitar que la construcción de un edificio genere un “efecto de apantallamiento” entre la zona verde próxima y el complejo de la Sociedad Deportiva Hípica. También destaca que el terreno se encuentra en la zona de influencia de costas —está a corta distancia del borde del mar— y que es necesario considerar “la existencia de restos arqueológicos”.

En el expediente figura también que, si finalmente se aprueba en pleno de forma inicial esta modificación del plan general, se suspendería por un plazo máximo de dos años la concesión de licencias urbanísticas en esta parcela de A Maestranza con el fin de evitar proyectos que vayan en contra del cambio previsto en la normativa.

Defensa reitera su rechazo a la cesión gratuita

La decisión del Ministerio de Defensa de subastar las tres parcelas de su propiedad en A Maestranza, que permanecieron desocupadas durante años después de perder su uso militar, generó una reacción social y política de rechazo a esa iniciativa, al entender que se trataba de terrenos cedidos de forma gratuita por la ciudad al Ejército y que debían ser devueltos al patrimonio municipal. El ministerio descartó de plano esa posibilidad y siguió adelante con la operación, que acabó con la venta de dos de las parcelas. La modificación del plan general que pretende llevar a cabo el Concello ahora impediría a Defensa convocar una nueva subasta de este terreno, intención que expresó al Gobierno local en 2020, al tiempo que reiteraba su negativa a una cesión gratuita. Con el paso del terreno a sistema de espacios libres, perdería toda la edificabilidad que le concede hasta el momento la normativa urbanística, 10.259 metros cuadrados, que harían posible construir en torno a un centenar de viviendas.

A pesar de que en el cambio del plan general figura el objetivo de expropiar o permutar la parcela, su aprobación no supondría el inicio de ese procedimiento de forma automática, ya que cuando se aprobó el referido a un tramo del paseo marítimo en San Roque, que incluía también la expropiación de la cetárea existente en el lugar, el Gobierno local señaló que esa actuación no se pondría en marcha a corto plazo.

La posibilidad de que un una de las parcelas que adquirió haya también restos arqueológicos llevó a Lipromo a encargar un sondeo en ella, mientras que para la otra ya recibió el visto bueno del estudio de detalle necesario para construir un inmueble con 56 viviendas. Las excavaciones determinarán si en el otro terreno es posible levantar un edificio para un centenar de pisos o si sus dimensiones deberán ser más reducidas.

Compartir el artículo

stats