Dos agentes de la Policía Nacional de A Coruña intervinieron el pasado domingo, día 2 de octubre, para evitar que una joven se arrojara a la avenida de Alfonso Molina desde una pasarela situada a la altura de la calle Álvaro Cunqueiro. Los hechos ocurrieron alrededor de las 22.50 horas. Los dos policías recibieron el aviso de que había una joven en dicha pasarela que se encontraba llorando y con intención de tirarse a la carretera desde la altura. Ambos agentes, en un coche patrulla, acudieron al lugar indicado y mientras uno de los policías subía corriendo a la pasarela para tratar de persuadir a la chica y que claudicara en su intención, el otro agente permaneció en el vehículo policial para cortar el tráfico en la avenida de Alfonso Molina.

Cuando el agente que subió a la pasarela se acercó a la joven vio cómo la chica saltaba la barandilla de la pasarela con clara intención de precipitarse a la vía pública. El policía logró agarrarla por la cintura y evitó que se lanzara. El otro agente abandonó también el coche patrulla --que quedó con señalización lumínica cortando el tráfico en la avenida de Alfonso Molina-- y subió también a la pasarela, momento en el que de nuevo la joven insistió en su voluntad de tirarse desde la altura a la que se encontraba. Entre los dos agentes consiguieron evitarlo agarrando a la joven, cada uno por un brazo, cuando de nuevo la chica trataba de saltar la barandilla. Finalmente los dos policías condujeron a la joven fuera de la pasarela y solicitaron la intervención de efectivos del 061, que trasladaron a la joven al Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) además de localizar a su padre para notificarle lo ocurrido.