Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Xuxán espera por la vivienda pública

La Xunta inició hace casi seis años su proyecto y el Concello está cerca de los dos

Edificios en el barrio de Xuxán. Víctor Echave

Construir vivienda pública en A Coruña es poco habitual. Las últimas viviendas promovidas por una administración en la ciudad se entregaron en 2010, hace ya doce años, cuando la Xunta facilitó las llaves a los adjudicatarios de los pisos sociales de Eirís y Novo Mesoiro y el Concello hizo lo propio con los agraciados en el sorteo de los de protección oficial que se construyeron en los terrenos de la Fábrica de Tabacos.

La siguiente iniciativa para construir viviendas públicas fue de la Xunta en 2016, ya que en diciembre solicitó la licencia municipal para levantar 40 en el entonces llamado parque ofimático. Cuando están a punto de cumplirse seis años de aquel trámite, el inmueble todavía no ha sido concluido a causa de las peripecias sufridas por este proyecto. La iniciativa en este campo del Concello, que posee en la ciudad 402 viviendas y nueve parcelas edificables, se remonta a febrero de 2019 con el acuerdo que puso fin al conflicto sobre el edificio que sirvió de sede a Fenosa, aunque hubo que esperar a diciembre de 2020 para que se adjudicase la redacción del diseño de un inmueble de 50 viviendas también en el ofimático, en la actualidad Xuxán.

Casi dos años después, la construcción del edificio ni siquiera ha sido licitada y el Concello todavía no dispone de la calificación de promoción pública para el proyecto, que reclamó a la Xunta el 2 de septiembre, pese a haber aprobado su solicitud en la Junta de Gobierno Local a principios de febrero.

La concejala del BNG Avia Veira preguntó ayer al Gobierno municipal coruñés para que le responda por escrito si ha obtenido ya esa calificación, por qué no se licitó ya la construcción del edificio, cuándo prevé hacerlo y cuál será su plazo de ejecución.

El edificio de la Xunta sufrió un serio contratiempo en septiembre de 2017 cuando el Concello le denegó la licencia por no ajustarse a la normativa urbanística. En febrero de 2018 presentó un nuevo proyecto que fue autorizado en abril, pero tras adjudicarse las obras y comenzar la construcción, la empresa presentó su renuncia, por lo que hubo que reiniciar el proceso. La última fecha que se proporcionó para el final de los trabajos fue el pasado verano, pero ya ha sido superada. A este proyecto se suma el de un segundo edificio de 40 viviendas en Xuxán para el que la redacción del proyecto se adjudicó en enero, mientras que en abril se aprobó la construcción de un tercero con 58 pisos, para el que ya está licitada la elaboración del diseño.

El presupuesto de la Xunta de este año cuenta con 1,66 millones destinados a liquidar los gastos del primer inmueble y poner en marcha los dos siguientes. A esta cantidad se añaden 3,5 millones con los que la administración gallega contribuye a concluir la urbanización de este polígono residencial.

Cuando el Concello adjudicó la redacción del proyecto de su edificio en Xuxán, la previsión es que se entregara en septiembre de 2021, aunque hubo que esperar a febrero de 2022 para que se presentase. Fue en ese momento cuando se acordó solicitar a la Xunta la declaración de viviendas de promoción pública, pero el Gobierno local aún no ha contestado a este periódico por qué tardó siete meses en presentarla ni cuándo se prevé que se liciten las obras.

Al margen de ese proyecto, el Concello tiene ya en marcha el de rehabilitación de un inmueble en la calle Marqués de Pontejos, cuyas obras se adjudicaron el mes pasado y que permitirá disponer de cinco viviendas para alquiler social. También se trata de una iniciativa que padece un importante retraso, puesto que comenzó a gestarse durante el mandato municipal de Marea Atlántica, que concluyó hace casi tres años y medio.

Compartir el artículo

stats