Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Música de la generación de la crisis

El trío de rock Venturi ofrecen mañana en Mardi Gras su primer recital coruñés

Venturi: Daniel Durán, Lucas Olazábal y Jonás Batuecas. | // SHARON LÓPEZ

La génesis del trío de rock en español Venturi se remonta a 2012, cuando un grupo de amigos en torno a los 20 años se juntaba en un garaje a “tocar por aburrimiento”. Algunos abandonaron, pero Daniel Durán (voz y bajo), Lucas Olazabal y Jonás Batuecas (que se alternan en guitarra y batería) siguieron, grabando maquetas, ganando concursos y, finalmente, registrando dos discos. A las 22.00 horas de este sábado estarán en Mardi Gras en el que será su primer concierto en A Coruña. Traen canciones de No puede ser peor, su disco de 2021, y su último single, Naces, creces, enloqueces.

Su último álbum, señala Olazabal, es “un poco generacional”, la memoria de una juventud vivida en la crisis de 2008, pero, pese al nombre, sin pesimismo. “No queremos hablar de política, mojarnos, pero hablamos un poco de cómo hemos vivido nuestra juventud. De salir, de disfrutar en cada momento, a pesar de que las cosas no estaban saliendo lo mejor que podían hacerlo”, indica el músico.

Entre los temas de sus letras destacan la fiesta y el amor. “Son todo vivencias nuestras” explica Olazabal, que atribuye a Durán, el cantante, la autoría de su estructura. “Dani se encierra con ella y luego nosotros le damos nuestras opiniones y pulimos”, explica, aunque la composición musical la hacen entre todos.

Entre sus canciones hay variedad de estilos, algo que Olazabal explica en parte por la evolución de sus referencias, ya que “lo que escuchábamos en el primer disco no es lo mismo que escuchamos ahora”. Pero añade que la mayor parte se debe a que él y Batuecas se intercambian la guitarra y la batería según la canción. “Antes teníamos un batería que se fue y los dos éramos guitarrista” explica, y tras su salida “decidimos que las canciones en las que uno había compuesto la guitarra se quedaba, y el otro pasaba a la batería”. El acuerdo se ha ido manteniendo en los temas posteriores, y “se nota mucho ya que tenemos una forma de tocar y componer muy diferente” explica Olazabal.

En esta gira incorporan un cuarto componente al bajo, “Carlos, que ya giraba con nosotros y nos ayudaba a montar el escenario, pero que es músico. Un día le pusimos un bajo en las manos, nos encantó el dinamismo para el concierto y Dani queda solo para cantar”. Para el recital prometen una puesta en escena “agresiva”, ya que “llevamos un par de años motivados con el punk, grupos europeos sobre todo, como Viagra Boys: el concierto va subiendo, subiendo, hasta una explosión”.

Compartir el artículo

stats