Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Concello contratará la gestión del pabellón de O Castrillón hasta su licitación con San Diego

Alquilará los aparatos de la sala de ‘fitness’ hasta que haya un gestor de las dos instalaciones, que deberá suministrar los definitivos | Los vecinos reclaman la gestión pública del recinto

Piscina del polideportivo municipal de O Castrillón. Víctor Echave

El polideportivo municipal de O Castrillón, cuya apertura está prevista para el 27 de diciembre, será gestionado de forma provisional por una compañía contratada por la Empresa Municipal de Vivenda, Servizos e Actividades (Emvsa), que también alquilará los aparatos que se instalarán en la sala de fitness durante ese mismo periodo. El consejo de administración de Emvsa abordará el próximo jueves ambas cuestiones, cuyo objetivo es permitir la puesta en servicio del complejo antes de que su gestión sea licitada de forma conjunta con el de San Diego, cuyo contrato caducó en mayo de 2020 y permanece prorrogado desde entonces.

El Gobierno local de Marea Atlántica había acordado con la asociación de vecinos de O Castrillón-Urbanización Soto que la gestión de la instalación, proyectada en 2012 pero que no se concluyó hasta hace unas semanas, sería pública, pero el Ejecutivo socialista optó por asociarla a la del pabellón de San Diego al entender que, debido a sus reducidas dimensiones, no sería atractiva para las empresas del sector.

Mientras se toma la decisión de convocar el concurso para renovar la concesión de San Diego, el Concello contratará a través de Emvsa a una empresa que se haga cargo de la explotación del edificio de O Castrillón, en el que a finales de septiembre se desarrollaron unas jornadas de puertas abiertas para que la ciudadanía lo conociera y para el que se anunció que este mes se abriría un proceso de preinscripción, aunque, cuando solo faltan dos días para que termine, todavía no se puso en marcha.

La documentación remitida a los consejeros de Emvsa justifica la contratación de una empresa para gestionar el polideportivo porque el Concello no dispone de “medios propios para dar cumplimiento a la referida prestación de servicios” y sobre el importe del contrato tan solo indica que será inferior a 215.000 euros, lo que revela que el periodo durante el que se utilizará esta fórmula de explotación de la instalación será reducido. También para el alquiler de los aparatos de la sala de fitness se menciona esa cantidad, que es el límite establecido para que no sea necesario un procedimiento de licitación abierto y ordinario. A pesar de no superar esa barrera, el Concello opta por esta vía para los dos contratos porque para la adjudicación el criterio del juicio de valor sobrepasa el 25% de la puntuación total.

Finales de este año

La concejala de Deportes, Mónica Martínez, anunció el mes pasado que el Concello tendría “todo listo” a finales de este año para la licitación del polideportivo de San Diego. La responsable municipal contestó en el pleno de septiembre a la portavoz de un grupo de usuarios de la instalación que denuncian las múltiples deficiencias que sufre porque la gestora, Supera, no realiza el mantenimiento adecuado. Entre los desperfectos señalados por estas personas figura la caída del doble techo de los vestuarios femeninos, la existencia de taquillas inservibles, la falta de mantenimiento de las calderas, duchas con temperatura no regulable, corcheras de las calles de la piscina deterioradas que causan cortes con frecuencia y vestuarios sin puertas de entrada.

Compartir el artículo

stats