Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Diferencias técnicas retrasaron cuatro meses el proyecto del edificio municipal de Xuxán

Planeamiento y Licencias discrepaban sobre la normativa acerca de los vuelos y la cubierta

Edificios de viviendas en Xuxán Víctor Echave

El edificio de 50 viviendas que el Concello promoverá en Xuxán para cumplir el acuerdo de 2019 que impidió el derribo de la antigua sede de Fenosa tuvo su proyecto demorado durante cuatro meses por las discrepancias entre los técnicos municipales al interpretar la normativa urbanística. El contrato para la redacción del proyecto se adjudicó a finales de diciembre de 2020 con un plazo de ejecución de nueve meses, por lo que debía haberse finalizado en septiembre de 2021, aunque el Gobierno local no hizo pública su conclusión hasta principios de febrero de 2022.

Según explicó el Ejecutivo municipal a este periódico, las diferencias surgieron porque el plan parcial para el antiguo parque ofimático, que regula las características que deben tener los edificios en este polígono residencia, es anterior al Plan General de Ordenación Municipal de 2013. La memoria de gestión del Concello del año 2021 atribuye el problema al desacuerdo sobre la regulación que debía aplicarse a la cubierta y a los vuelos del inmueble proyectado, que para el Gobierno local se resolvió “de forma coordinada” entre los departamentos de Planeamiento y Licencias.

Esa misma explicación indica que se trató de “cuestiones menores de gestión interna y del día a día de la concejalía”, a pesar de los cuatro meses de retraso que supuso para el inicio de la construcción del edificio. Esta demora fue sucedida, además, por la que se inició el mismo mes en que se anunció la finalización del proyecto, ya que entonces se aprobó por la Junta de Gobierno Local la solicitud a la Xunta de la declaración de este inmueble como viviendas protegidas de promoción pública.

Pero hubo que esperar al comienzo de septiembre para que esa petición fuese presentada formalmente en la administración autonómica, que aún la está tramitando, según informó a este periódico. También preguntó al Gobierno local por qué se produjo ese retraso y cuándo se prevé que se abra la licitación del contrato para la construcción del edificio, pero hasta el momento no recibió contestación.

La declaración de las 50 viviendas de Xuxán como protegidas de promoción pública permitirá regular su adjudicación según los requisitos establecidos por la Lei de Vivenda de Galicia. Esa normativa exige que se dediquen a domicilio habitual y permanente de los adjudicatarios, sin posibilidad de que sean segunda residencia, aunque sí podrán ser usadas como residencia temporal de colectivos con necesidades especiales.

El Gobierno local pretende que los pisos sean destinados al alquiler con precios sociales para personas con dificultad para acceder a una vivienda, pero la legislación gallega autoriza también que el arrendamiento sea con opción de compra, así como la venta directa por el Concello a los solicitantes, que no podrán subarrendarlos ni ceder su uso a otras personas.

La Ley establece también que para una posterior venta de las viviendas por parte de quienes fueron adjudicatarios de ellas se requiera al Instituto Galego de Vivenda e Solo un certificado que acredite que está totalmente pagada y que el contrato fue visado.

Compartir el artículo

stats