Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta ejecutó dos de las seis propuestas del anterior plan contra el ruido en carreteras

Las dos actuaciones que llevó a cabo de la hoja de ruta en 2018 consistieron en transferir la gestión de las carreteras a los concellos | Ahora se tramita una revisión de las medidas

Avenida de Fisterra, cuya titularidad pasó de la Xunta al Concello. | // CARLOS PARDELLAS

La Xunta inició recientemente la tramitación para aprobar la revisión del plan de acción contra la contaminación acústica en la red autonómica de carreteras, una acción que se debe repetir cada cinco años para cumplir la legislación. En el entorno de A Coruña existen once tramos donde es “prioritario actuar para reducir” el ruido que soportan los vecinos que viven en las proximidades. ¿Pero cuál fue el grado de cumplimiento del anterior documento, que fue aprobado en 2018? La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade llevó a cabo dos de las seis propuestas que había previsto.

Las actuaciones que se pusieron en marcha en los últimos cinco años no implicaron ningún tipo de obra, sino que se limitaron a la transferencia de la titularidad de tramos viarios a los ayuntamientos correspondientes. Uno de los casos fue en la ciudad de A Coruña. Se trata de la carretera AC-415, el tramo de la avenida de Fisterra que discurre por el polígono de Agrela, para el que se propuso analizar la viabilidad del cambio de titularidad de este tramo al municipio. El cambio de gestión se realizó este mismo año. El otro se ubica en Sada, en la avenida de A Mariña. El Gobierno gallego aprobó su cesión al Concello en 2021.

Infraestruturas también había previsto traspasar la titularidad de la AC-211 a su paso por Costa da Tapia, en Cambre. Sin embargo, en este caso no se ha realizado. Tampoco se ejecutaron las medidas previstas en Arteixo, donde se proponían estrechamientos de carriles, crear medianas y construir glorietas en tres tramos para reducir la contaminación acústica: en la AC-552 en Vilarrodís, en A Groufa (en este sí se llevó a cabo una de las medidas, la de bajar el límite de velocidad a 70 a 50 kilómetros por hora) y Arteixo.

Los puntos a los que la Xunta da prioridad para actuar en el plan que está en tramitación se sitúan en los municipios de Cambre, Arteixo, A Laracha y Oleiros, en los que estima realizar una inversión que ronda los 1,6 millones de euros. Para establecer los lugares más afectados por la contaminación acústica, el Gobierno gallego elaboró los mapas estratégicos de ruido, aprobados en septiembre de 2021, en los que se identifican 734 zonas de actuación donde se detectaron edificios sensibles (residenciales, educativos y hospitales) que incumplen los objetivos de calidad acústica. De estos puntos se seleccionaron 45 en toda Galicia, de los cuales once se ubican en el área coruñesa.

Compartir el artículo

stats