Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Concello pone en marcha el banco de bajos comerciales con garantías para propietarios

El programa, pactado con Marea en febrero, incluye alquileres a precios tasados, ayudas a pymes y autónomos y la compra directa de locales por parte de la administración loca

Un bajo vacío para alquiler en la calle Real, ayer. | // VÍCTOR ECHAVE

La Junta de Gobierno local aprobó este lunes, en una reunión convocada de urgencia, poner en marcha el programa Mover os Baixos, pactado entre Marea y Gobierno local en febrero pasado, y mediante el que la empresa municipal Emvsa creará un banco de locales de alquiler que establecerá precios regulados y dará garantías de cobro a los propietarios, un programa dotado con 600.000 euros. Emvsa también destinará 900.000 euros a subvencionar gastos a pymes y autónomos, entre ellos los de arrendamiento de locales, y el Concello dedicará hasta 1,5 millones a adquirir directamente bajos, aunque las condiciones no se han aprobado.

De acuerdo con el encargo a Emvsa, la empresa deberá tratar de captar “locales comerciales vacíos” privados, ya sea en galerías, calles o patios de manzanas, a los que se unirán los bajos municipales que el Ayuntamiento “considere adecuados”, con los que se constituirá un banco de bajos. A los propietarios privados que quieran unirse se les garantizará un seguro de rentas de alquiler durante al menos los dos primeros años de contrato, y Emvsa también realizará “trabajos de adaptación y reparación” para prepararlos para albergar negocios.

La empresa municipal también tratará de captar a inquilinos “estables”, esto es, a proyectos de negocios y empresas que vayan a ocupar el bajo “durante un mínimo de cinco años”. El perfil de inquilinos será “lo más abierto posible”, pero se buscará preferentemente a autónomos y micropymes, a los que se sumarán ONG, comunidades de bienes y entidades “sin personalidad jurídica”. Quedan excluidas las tiendas de “grandes firmas empresariales”, aunque hay excepciones para negocios franquiciados.

Emvsa, que también recibe el encargo de mantener y actualizar el mapa de bajos vacíos financiado por los programas Presco, ofrecerá una “garantía de pago de rentas por debajo del precio del mercado” a los participantes. Así, realizará una tasación del valor de los locales y se establecerán “coeficientes reductores de renta” para los locales “para los primeros cuatro años del contrato”.

La documentación aprobada este lunes no establece qué reducciones se realizarán, aunque el Concello asegura que los precios del banco serán “razonables y por debajo del mercado”. Este encargo a Emvsa tiene una duración de 25 meses: el presupuesto será de algo más de 81.000 euros este año, y casi 260.000 para los periodos de 2023 y 2024.

Ayudas al pequeño negocio

La empresa pública también se encargará de gestionar la línea de subvenciones de Mover os Baixos; según el informe municipal sobre este asunto, se recurre a la Emvsa para agilizar la tramitación de las ayudas y por su “experiencia” a la hora de gestionar procedimientos administrativos, como multas de tráfico.

Estas subvenciones podrán solicitarse “a partir de enero” del próximo año, pero cubrirán gastos de este año y hasta el 30 de junio de 2023. Entre los costes que se podrán subvencionar se cuentan los de constitución de empresas, el alquiler de bajos comerciales, los trabajos de reparación y mantenimiento de locales, las medidas de ahorro energético y “otros gastos corrientes”. Habrá una línea específica para proyectos de economía local, y, de los 900.000 euros del programa, 100.000 estarán destinados a entidades de economía social.

A esta línea podrán optar tanto pequeñas empresas como autónomos, y la ayuda por solicitante tendrá un tope genérico de 3.000 euros. Este podrá duplicarse cuando el proyecto se desarrolle en un bajo comercial que lleve al menos dos años vacío.

En cuanto a la compra directa de locales, las condiciones todavía no se han aprobado, pero el Concello y Marea aseguran que se hará “antes del 20 de diciembre”. Según afirman, el proyecto adquirirá bajos sin uso por concurrencia pública tanto para incorporar al banco como para dedicarlos a fines como “servicios de proximidad”, “enseñanza” o venta de productos de agricultura sostenible.

El BNG critica la tardanza

El programa de Mover os Baixos fue parte del acuerdo con Marea para aprobar el presupuesto de este año, pero el BNG señala que la creación de un banco de locales formaba parte de su propio pacto de investidura con el Gobierno local en 2019, y que en diciembre de ese año ya se aprobó una moción del Bloque para constituir una bolsa de alquileres a precio tasado. “Ya existía una dotación en los presupuestos de 2020 para iniciar la puesta en marcha de este programa”, indica la formación.

Su portavoz, Francisco Jorquera, expresa que su grupo “discrepa” con la gestión del asunto durante este mandato. Así, critica que se encargase a una empresa externa el mapa municipal de bajos vacíos financiado con los Eidus, cuando ya había un informe a disposición del Gobierno local. También espera que el anuncio no quede en “acto propagandístico”.

Compartir el artículo

stats