El grupo municipal del PP reclama a la alcaldesa, Inés Rey, que adopte “medidas efectivas” para controlar el ruido y comportamientos incívicos en las noches de la zona del Orzán, después de que la Valedora do Pobo admitiese a trámite, de nuevo, quejas vecinales sobre este asunto, y emplazase al Concello a explicar qué medidas ha tomado para atender tanto estas como las recomendaciones que le hizo la propia Valedora en abril.

El Partido Popular acusa al Ayuntamiento de “dejadez de funciones” al cumplir las ordenanzas, y le exige que aplique las sanciones recogidas en las ordenanzas ante conductas contra la convivencia como el exceso de ruido, los orines en la vía pública, los altercados y peleas o el consumo de alcohol en la calle. La formación afirma que no hay una “presencia policial efectiva” y le insta a recuperar el dispositivo de control del ocio nocturno “puesto en marcha por el gobierno popular”. También denuncia que no habría agentes suficientes para realizarlo “de manera óptima” porque su número ha bajado, en tres años, de 386 policías a 312.

En el informe emitido en abril, la Valedora do Pobo indicaba que la intervención municipal ante los problemas vecinales surgidos por la contaminación acústica “es obligatoria” y que, “no consta que se adoptara medida cautelar alguna” pese a las “llamadas reiteradas a la Policía Local y de las actuaciones de este cuerpo”, según denuncia el Partido Popular.