Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Transportes prevé que las colas en el puente A Pasaxe sean 80% más largas en 2054, pese a la ampliación

El Estado estima, en el proyecto de reforma del puente, que los atascos de la tarde también pasarán de 57 a 91 coches, pero que si no se acomete la remodelación el número de vehículos se multiplicará por seis en las horas punta

Circulación anoche en el puente de A Pasaxe. Víctor Echave

El Estado cuenta con que las colas de vehículos que se forman en las horas de “mayor afluencia de vehículos” en A Pasaxe empeoren en las próximas décadas por el aumento del tráfico, según figura en la documentación del proyecto provisional para ampliar la infraestructura. Incluso si entran en servicio las dos fases de ampliación que se prevén, las colas medias entre las 08.00 y las 10.00 horas son de 96 vehículos (o al menos, lo eran en 2017, cuando se hicieron las observaciones), y, con la demanda de tráfico prevista para 2054, pasarán a 172, un incremento del 80%.

El texto, que también analiza el tráfico en las glorietas de A Pasaxe y Santa Cristina, así como el enlace de Perillo, considera que la situación global sería mucho peor si no se interviniese: con la actual infraestructura, siguiendo las previsiones de incremento de tráfico, se llegaría a los 631 vehículos, sextuplicando las cifras actuales.

Si solo se realizase la primera fase de la reforma (la construcción de una nueva estructura paralela al puente existente, con la reconstrucción del viaducto sobre la glorieta de A Pasaxe y un paso superior en el enlace de Perillo) las colas llegarían a los 400 vehículos en 2054. La reducción adicional se produciría con la construcción de la segunda fase, esto es, la creación de un paso superior en la glorieta de A Pasaxe y un paso inferior en la glorieta de Santa Cristina. Esta solución, que se prevé tener en funcionamiento en 2029, mejora en global la fluidez del tráfico, si bien “el nivel de servicio en sentido salida Coruña empeora ligeramente”

Pero, pese a las reformas, el Estado calcula que la velocidad media se reducirá de cara 2054, desde los 41,6 kilómetros por hora hasta los 39,66, y las demoras causadas por los atascos en esta primera hora subirán. Si ahora los coches que transitan por el puente pierden 43 segundos de tiempo por kilómetro en relación a cómo podrían circular en condiciones ideales, se espera que para 2054 se sume un minuto adicional.

En cuanto a la otra franja horaria analizada, de 14.00 a 16.00 horas, la cola media actual es de 57 vehículos, y el Estado calcula que se multiplicaría casi por seis hasta 2054 si no se interviniese, hasta los 327 vehículos. Con la reforma serían 91, o 332 si solo se completase la primera fase (propuesta para 2024, pero que tendrá que esperar a que finalicen los trabajos del cruce de Sol y Mar, que el Ayuntamiento de Oleiros estima que podrían terminar el año que viene). La velocidad media empeorará algo, de 44,1 a kilómetros por hora a 41,8, y las demoras subirán de 33 a 88 segundos por kilómetro.

En cuanto a las infraestructuras en torno al puente, los accesos a la glorieta de A Pasaxe provocan colas escasas, excepto el acceso oeste, donde se acumulan una veintena de vehículos en horario de tarde. Con las reformas previstas, se bajará a 16 para 2054 (frente a los 26 que se calcula alcanzar si no hay intervención). En la glorieta de Santa Cristina se prevé eliminar por entero las colas (ahora de tres coches, de media).

El cálculo se realiza suponiendo un “aumento del tráfico anual del 1,44%”, la estimación más baja de las cuatro simulaciones que presenta el texto. Aún así, el número de vehículos pasaría a 141.083 al día en 2054, frente a los menos de 82.000 registrados, según figura en el estudio, en 2016, o los 90.000 que, según figura en el proyecto, transitan actualmente.

Más demanda que capacidad

El proyecto, que ya ha recibido una aprobación provisional por parte del Ministerio de Transportes y que ahora está expuesto al público para que se puedan presentar alegaciones, señala que el puente se ve sometido actualmente a “una demanda de tráfico muy superior a su capacidad”, pues sus tres carriles por sentido tienen “insuficiente capacidad” para dar cabida a los vehículos que transitan por él. El viaducto adicional permitirá subir hasta ocho carriles en la tabla del puente, y desde la rotonda situada en A Coruña hasta el puente se añadirá un carril por sentido.

En cuanto a los enlaces, el Estado indica que en la glorieta de A Pasaxe el flujo de tráfico que viene de As Xubias supone el 80% del total, lo que “no permite que los vehículos situados en las entradas contiguas a la glorieta puedan acceder a la misma originando colas de gran longitud”. En el enlace a Perillo, el problema se produce en el propio puente, cuando los vehículos realizan cambios de carril para ir hacia ese destino y congestionan el tráfico.

En la glorieta de Santa Cristina las colas se forman en dirección AC-173 por las mañanas y hacia el puente de A Pasaxe por las tardes, y están provocadas “en su mayoría por la situación de los sistemas de control semafóricos ubicados en los accesos a la glorieta”. El Estado confía en conseguir unos movimientos más fluidos con los cambios previstos.

Los trabajo que suben a 34,3 por indemnizaciones y otros gastos que asumirá el Estado. La parte del león de la estimación se corresponde con el presupuesto para construir nuevas estructuras (16,2 millones), mientras que la colocación de firmes costará más de un millón y la reposición de servicios 1,4 millones. El beneficio de la empresa que resulte adjudicataria se calcula en un 6% de los gastos de obra, aproximadamente 1,3 millones de euros, y para realizar expropiaciones se reservan cerca de 2,4 millones.

Compartir el artículo

stats