Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Diputación de A Coruña aprueba, con el PP en contra, las cuentas de 2023, de más de 200 millones

Los populares y Marea Atlántica critican la baja ejecución de los presupuestos, mientras que Alternativa pide más inversión en carreteras | El Plan Único recibe 47 millones

Pleno de la Diputación

El pleno de la Diputación de A Coruña aprobó ayer, con 17 votos a favor (PSOE, BNG, Marea Atlántica y Alternativa dos Veciños) los presupuestos correspondientes a 2023, que ascienden a 207,2 millones de euros, un 9,4% más que respecto a las cuentas de este año y que, según el Gobierno provincial, son las “más altas” de la historia de la institución. El PP, con sus 14 miembros, votó en contra.

La sesión transcurrió dentro del guión previsto, con los integrantes del Ejecutivo provincial, socialistas y nacionalistas, haciendo una defensa de las bondades del proyecto de presupuestos y con las críticas de los populares. Mientras que el resto de partidos que forman parte de la corporación hicieron algunas precisiones, pero finalmente dieron su visto bueno.

El PP y Marea Atlántica coincidieron en la misma crítica a las cuentas: la baja ejecución del presupuesto por parte del Gobierno provincial. El diputado popular Evaristo Ben aseguró que “los presupuestos nacen muertos” porque “no se van a ejecutar”. “Son declaraciones que no se van a cumplir y lo que hacen es maltratar a los ayuntamientos con menos recursos”, alertó. Ben también indicó que el documento presentado es profundamente “insolidario” al evidenciar el abandono de los municipios del rural.

El diputado Alberto Lema, de Marea Atlántica, hizo hincapié en la “baja ejecución del presupuesto” y señaló que la Diputación es “incapaz de movilizar todos los recursos”. Además, advirtió que el Gobierno provincial recurre frecuentemente a los cambios en las cuentas, lo que hace que la aprobación inicial nunca se ajuste a lo previsto. “Lo mejor sería ir a un presupuesto real más alto, con inversiones de mayor cuantía”.

El diputado de Alternativa dos Veciños y alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, aprovechó su intervención para pedir mayor inversión en infraestructuras viarias. “No hay que hacer pequeños arreglos, hay que ampliar carreteras”, explicó.

El diputado de Economía y Facenda, Antonio Leira, destacó que son los mayores presupuestos de la historia de la Diputación y que se caracterizan por el “rigor, la prudencia y adaptación a la situación socioeconómica”. También señaló que las cuentas “priorizan el campo social, el empleo y el apoyo de los concellos. “Reforzamos todas las áreas”, señaló Leira, que destacó el aumento del 137% en el área de Benestar Social. La portavoz del BNG, María Muíño, afirmó que el presupuesto “responde a los retos con los que nos encontramos” y permiten atender las necesidades “emergentes y cambiantes” de los últimos años.

Los diversos planes provinciales de apoyo sumarán cerca de 74,7 millones de euros, de los que unos 47 millones se corresponden con el Plan Único, una cantidad que la Diputación prevé que se vaya incrementando a lo largo del año con la incorporación de remanentes. Otros 15 millones (un 2,6% más que en el presente ejercicio) irán a inversiones, conservación y construcción de sendas peatonales y vías urbanas en la red provincial de carreteras, de 2.100 kilómetros. El pleno también aprobó, esta vez por unanimidad de todos los grupos políticos, las bases reguladoras y la aportación del Plan Único.

Por su parte, el Plan de Empleo Local supondrá cerca de 13 millones, un 3% más que en 2022. Los fondos para realizar políticas de igualdad suben un 31%, y los recursos para el fomento del gallego un 2,5%. Aumenta en 300.000 euros la aportación a los Grupos de Emergencias Supramunicipales. También se reservan 6,7 millones de euros para la creación de un “centro de producción en el sector audiovisual”.

Compartir el artículo

stats