Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Superior solicita al Poder Judicial reforzar el Juzgado de Violencia sobre la mujer

El alto tribunal fundamenta su demanda en un informe realizado por el titular de la sala, que alerta de atasco de casos | Pide la incorporación de un juez durante al menos seis meses

Juzgado de violencia contra la mujer en una imagen de archivo. | // CARLOS PARDELLAS

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), solicitó ayer al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que apruebe un refuerzo del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de A Coruña, con el objetivo de reducir los procedimientos en trámite y aliviar la carga de trabajo que acumula este departamento.

La Sala de Gobierno ha pedido también al Ministerio de Justicia que designe un letrado de la Administración de Justicia de refuerzo; y, a la Xunta, el nombramiento de funcionarios para este fin, en concreto, un gestor procesal, dos tramitadores y un auxilio judicial. Tanto la Xunta como el Ministerio de Justicia tendrán que esperar a que el Consejo General del Poder Judicial resuelva esta petición para poder decidir sobre la demanda de personal que les ha realizado el Superior.

La medida demandada por la Sala de Gobierno del alto tribunal gallego consiste en que sea destinado a la unidad, por un periodo inicial de seis meses, un juez o una jueza con experiencia en violencia de género para que asuma, a medias con el magistrado titular, el reparto de los nuevos procedimientos, además de alternarse para cubrir el servicio de guardia.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia indicó ayer que esta solicitud se fundamenta en un informe elaborado por el nuevo magistrado titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de A Coruña, Roberto Barba. En declaraciones a este diario, Barba había indicado ya a finales de octubre, tan solo quince días después de su nombramiento, que el Juzgado de Violencia contra la Mujer se encontraba “en una situación penosa”, por el “enquistamiento” que sufre por la falta de personal.

“Aquí hay casos de hace dos, tres y cuatro años que todavía están coleando, cuando un asunto de violencia de género no puede estar ese tiempo en un juzgado. Si lo hace, es que el procedimiento falla, porque a la víctima es necesario darle una respuesta lo más rápida posible. Incluso al agresor es necesario darle también una respuesta rápida, porque las respuestas lentas difuminan la importancia del asunto. Si la respuesta es rápida y eficaz, se está participando a la sociedad que la violencia de género es algo serio y que quien lo hace el martes puede salir condenado el viernes”, comentó Barba sobre la situación en A Coruña.

El Superior está también pendiente de que el Consejo General del Poder Judicial refuerce el Juzgado de lo Penal número 6, que enjuicia casos de violencia de género que son competencia de penal.

Compartir el artículo

stats