Marea Atlántica denuncia que el Gobierno local “sigue incumpliendo” su compromiso con la formación, pactado en diciembre de 2021, de regular los pisos turísticos en la ciudad, uno de los acuerdos que motivó el apoyo del grupo a los presupuestos de este año. La formación ha anunciado que exigirá en el próximo pleno su cumplimiento, y acusa al Gobierno local de “ocultar” información obre el número de viviendas de uso turístico que tienen licencia municipal o la han solicitado.

Según indica el grupo, el 15 de noviembre pidió saber esta cifra, y, como la administración no respondió, se entiende que la reclamación queda aceptada por ley. Pero el Gobierno local “se niega a facilitar los datos”, denuncia Marea Atlántica, lo que “resulta incomprensible”. Si el Ayuntamiento no rectifica y suministra los datos, la formación advierte que “tendrá que acudir a otra instancia ante la vulneración de un derecho fundamental de los cargos electos”. “Resulta incomprensible que se oculte esta información”, considera el grupo.

Marea también pidió la relación de viviendas de uso turístico que pagan la tasa superior que el Ayuntamiento aprobó este año exigirles, que se corresponde con la categoría de hostelería. El Ayuntamiento facilitó el listado, con un total de 454 pisos, a fecha del 20 de octubre (junto con otros seis que figuran en categorías distintas de la hostelería), pero según indica Marea, en los datos de la Xunta figura que en esa fecha había 648 pisos en funcionamiento. Esto quiere decir, señala la formación, que “solo el 71% están inscritos en el epígrafe que les corresponde” a la hora de abonar este tributo municipal.

“Este desajuste entre los establecimientos con actividad y el padrón del tributo es una irregularidad”, indica Marea, que señala que los pisos turísticos alcanzaron en este mes la cifra de 706, un 23,4% más que el año pasado, y que “son más que los que se ofertan en alquiler convencional, según fuentes del sector”. Marea culpa este aumento de contribuir al alza de los precios de arrendamiento e indica que, en las circunstancias actuales de la ciudad, “es imposible alquilar”.

El grupo, que acusa al Gobierno local de “dejar sin ejecutar nueve millones” en políticas de vivienda, indica que según datos de la Xunta los precios han subido un 42% desde 2014.