Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Los primeros premios del Igape, en A Coruña: Una gasolinera de luz solar y tres juegos educativos

Dos grupos de estudiantes coruñeses se hacen con los primeros premios del organismo a ideas empresariales innovadoras

Marcos Bechler, Andrés Travieso y Santiago Carro con una maqueta de su proyecto. | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

Los primeros premios Eduemprende han recaído este año en A Coruña. El galardón, organizado por el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y destinado a reconocer los mejores proyectos empresariales de Formación Profesional, ha premiado este año un proyecto de una gasolinera para vehículos eléctricos, abastecida en parte con energía solar, obra de tres alumnos de ciclo medio del Rosalía Mera; y en un proyecto de comercialización de videojuegos educativos para enseñar a los niños a utilizar la tecnología de manera responsable, promovido por dos estudiantes de un ciclo superior del centro de Imaxe e Son.

Los responsables de este proyecto educativo, llamado Reducat, son Mariña Castelao y Pablo Maragoto, que antes habían conseguido el segundo puesto del premio Inicia, del Concello, aunque, indica Castelao, lo desarrollaron en un principio como un trabajo de clase y nunca pensaron “que ganaría nada”.

La empresa que idearon mientras cursaban el segundo año de Animaciones 3D, juegos y entornos interactivos basaría su modelo de negocio en comercializar tres juegos: una novela visual en la que el jugador debe solventar problemas relacionados con los riesgos de internet, un videojuego en el que el niño tiene que enfrentarse con un virus informático y un tercero en el que tiene que escapar, en la pantalla, de uno de los peligros de las redes. Según explica Castelao, serían de pago y buscarían distribuirlo por colegios por intermedio de la Xunta, para maximizar la distribución.

Mariña Castelao, Victoria Cousillas y Pablo Maragoto. | // LA OPINIÓN

El proyecto, que acaba de recibir 3.000 euros del Igape, fue también la evaluación de su asignatura de empresas, en vez de una prueba tradicional. “Es mejor que hacer un examen”, explica Castelao. La profesora que evaluó la asignatura, Victoria Cousillas, explica que aplica este método docente en varios ciclos, porque lo considera “la forma más útil de aprender: en nuestro centro el 90% acaba siendo freelance, y les sirve para plantearse cómo crear una empresa”.

El otro primer premio, dotado con otros 3.000 euros, también fue un proyecto para la asignatura de empresa de tres jóvenes estudiantes del grado medio en Instalaciones eléctricas y automáticas de entre 18 y 20 años: Marcos Bechler, Andrés Travieso y Santiago Carro. Según explica el primero, su idea fue plantear la creación de un centro de recarga de vehículos eléctricos que “podría abastecerse en gran parte con energía limpia”, a través de paneles solares. “Esta fuente sufre variaciones, pero hemos estimado que entre el 60 y 70% de la energía podría venir de los paneles”, calcula Bechler.

Recibir el premio, indica el joven, que ha pasado a trabajar en una empresa que monta armarios eléctricos y aparatos para barcos o instalaciones eólicas, mientras sus dos compañeros continúan estudiando un ciclo superior, ha sido una “ilusión muy grande”. El ya profesional de la electricidad explica que les gustaría desarrollar el proyecto en un futuro, aunque el problema es la financiación. “Hemos previsto la compra del terreno, la edificación, la adquisición de placas y de baterías para almacenar la energía, y nos salía en unos 250.000 euros”, calcula.

Pese a que admite que la “financiación sería un problema” en su caso, Bechler indica que ven que es un proyecto atractivo para un futuro, por la tendencia de las leyes de descarbonización. Los clientes serían usuarios de coche eléctrico particulares, e indica que podrían ofrecer precios competitivos. “No pagarían mucho por la recarga, al producir la energía nosotros” y esta gasolinera eléctrica, para tener más usuarios, buscaría instalarse donde pudiese “llegar a la mayor cantidad de gente posible”, como los alrededores de una ciudad.

Compartir el artículo

stats