Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

A Coruña será la sede de la agencia de inteligencia artificial por su ecosistema económico e investigador

Granada solicitará información técnica sobre la decisión y no descarta impugnarla

El rector de la Universidade da Coruña, Julio Abalde, con la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey. | // MONCHO FUENTES/ EFE

La Comisión Consultiva encargada de examinar las candidaturas presentadas para convertirse en sede de la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial (AESIA) decidió por unanimidad que se instale en A Coruña, y ayer el Consejo de Ministros y Ministras ratificó esa decisión. La titular de Política Territorial y portavoz, Isabel Rodríguez, destacó, tras la celebración del consejo, que pesó en la elección la existencia de “un importante ecosistema universitario tanto en la formación como en la investigación relacionado con la Inteligencia Artificial” y también por el apoyo mostrado más allá del sector de las nuevas tecnologías, como el “excelente ecosistema económico y empresarial” de la ciudad.

En la decisión fue determinante también, según explicó Rodríguez, el hecho de que esta agencia pueda dar “un mayor impulso a la Euroregión Galicia-Norte de Portugal”, de modo que se favorezca la cooperación transfronteriza para la “creación de un centro de operaciones de talento ibérico “para atraer y retener talento investigador en Inteligencia Artificial”. La alcaldesa, Inés Rey, aclaró ayer que la sede de la agencia estará en el edificio de La Terraza, en los jardines de Méndez Núñez, al que apenas le hacen falta intervenciones e inversiones para poder abrir sus puertas como AESIA. Rey avanzó, además, que el inicio de la actividad de la agencia en la ciudad se hará visible “en los próximos meses”. Por ahora, en el edificio, tiene su sede todavía Radio Televisión Española, que tendrá que trasladarse.

Rodríguez hizo hincapié ayer, en la explicación de las razones que habían decantado la balanza hacia A Coruña —en detrimento de las otras quince candidaturas— en que la propuesta gallega ofrecía ayudas para facilitar la movilidad del personal que se tenga que instalar en la ciudad, tanto en materia de vivienda como familiar.

La ministra destacó también que la implantación de la agencia en A Coruña convierte a España en el primer país de la Unión Europea que abre un organismo de este tipo, “adelantándose a la entrada en vigor del futuro reglamento de inteligencia artificial”, que establece la necesidad de que todos los países miembros tengan una entidad así.

En la misma línea se pronunció la alcaldesa, Inés Rey, que compareció con el rector coruñés, Julio Abalde, en una rueda de prensa en el Palacio de María Pita horas después de conocerse la decisión. “El Gobierno que preside Pedro Sánchez ha decidido que la agencia se ubique en A Coruña valorando especialmente la capacidad de los centros de investigación de las universidades gallegas de poner en marcha proyectos de carácter internacional, posicionando a Galicia a la vanguardia de la investigación en materia de inteligencia artificial”, relató Rey.

El rector de la Universidade da Coruña, Julio Abalde, recordó que el trabajo para hacerse con este nombramiento había sido arduo, ya que habían tenido que imponerse a otras quince ciudades, que también habían presentado sus candidaturas en esta fase final, cada una de ellas, tal y como destacó la ministra “dando lo mejor de sí”.

El caso de A Coruña fue especialmente convulso, ya que también optaban al puesto Ourense y Santiago. El Consello de la Xunta decidió que la apuesta autonómica sería la coruñesa, así que, Santiago se retiró de la carrera, pero Ourense siguió adelante, sin contar con el apoyo del Ejecutivo gallego. Abalde señaló como “una fortaleza” que la candidatura fuese designada como la de toda Galicia, y también que contase con el apoyo de casi un centenar de empresas y no solo del sector de las nuevas tecnologías. “La media de España de empresas que utilizan inteligencia artificial es del 8% y en el área de A Coruña es del 11%”, relató Abalde, que defendió el trabajo conjunto realizado por instituciones y empresas para conseguir que la agencia recalase en la ciudad.

La alegría de A Coruña, obviamente, fue ayer el disgusto de otras ciudades que se quedaron por el camino, como Granada, cuyo alcalde, Francisco Cuenca, adelantó que pedirá al Ejecutivo central toda la documentación y los criterios que derivaron en que Galicia fuese la elegida para acoger la sede estatal. “Y si tenemos la más mínima duda, llegaremos hasta donde haga falta”, dijo Cuenca, que no descartó, incluso, solicitar la impugnación de la decisión. Tampoco gustó el anuncio en la Comunidad de Madrid, cuyo portavoz, Enrique Ossorio, culpó al Gobierno de “descapitalizar” Madrid, al llevar a Sevilla la sede de la Agencia Espacial Española y la de la Inteligencia Artificial a A Coruña, a pesar de que considera que el tejido productivo madrileño era más propicio para ambas instituciones.

Rey se defendió de estas voces críticas y argumentó que la propuesta había cumplido con todos los criterios de la convocatoria y que, además, había contado con el apoyo de grandes empresas “como Inditex y Abanca”, que ya utilizan la inteligencia artificial en sus procesos actualmente y que, junto a otras muchas firmas, habían apoyado la candidatura coruñesa.

La elección de A Coruña cumple con otro de los propósitos del Gobierno central, que es descentralizar los organismos estatales, para que puedan generar riqueza y fijar población en los lugares en los que se radiquen. Abre también la puerta a que se puedan desarrollar en la ciudad proyectos previstos en el Perte (Proyecto Estratégico) de la “nueva economía de la lengua”, con el que se potencian tanto el español como las lenguas cooficiales como factores de crecimiento y competitividad a través de un ecosistema de innovación y de inteligencia artificial.

Tanto la Universidade da Coruña como la de Santiago ya tienen proyectos de investigación que se podrían incluir en este proyecto, según explicó ayer la alcaldesa, que defendió que esta decisión convertía a la ciudad en un “polo tecnológico de referencia” en Galicia y en España. Destacó Rey, además, que casi la mitad de las empresas de nuevas tecnologías que hay en Galicia están en el área de A Coruña, “generando el 60% del volumen de negocio gallego en el sector privado vinculado a las TIC”.

A pesar de que tanto Abalde como Rey pusieron el foco en que la victoria había sido “conjunta”, la alcaldesa destacó que se había tomado este proceso como una cuestión personal y que había “cargado” a su “espalda todo el peso” de que la agencia recalase en la ciudad.

Compartir el artículo

stats