Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Luz verde al nuevo diseño para el área peatonal de las Casas de Franco

Recreación virtual del proyecto para el linde de las Casas de Franco con la ronda de Outeiro. | // LOC

Una de las áreas de rehabilitación integral de la ciudad, las Casas de Franco en O Ventorrillo, será objeto de una intervención de reurbanización, cuyo proyecto fue aprobado el lunes por la Junta de Gobierno Local. La actuación se centrará en el ámbito de unos 1.840 metros cuadrados que abarca la zona peatonal con vegetación de forma horizontal comprendida entre las fachadas de viviendas con el frente a la ronda de Outeiro y la calzada de esta calle. El presupuesto de licitación previsto es de 380.000 euros.

La reurbanización de esta parcela del ámbito de las Casas de Franco, entre las calles Monasterio de Bergondo y Monasterio de Toxos Outos, responde a la necesidad de mejorar los espacios públicos frente a los accesos a las viviendas, reparar las deficiencias en los pavimentos, modernizar elementos, aumentar la superficie peatonal y cambiar la vegetación.

La previsión de actuaciones recogida en el proyecto contiene el acondicionamiento de la vía pública, incluyendo la red peatonal, los aparcamientos y el encintado de aceras; el abastecimiento de agua; trabajos de saneamiento; canalización e instalación de las redes de gas; jardinería de los espacios libres con plantación de arbolado y especies vegetales sostenibles;_instalación de juegos infantiles; y previsión de espacio para la implantación de las infraestructuras de transporte público.

Los propósitos principales del proyecto, fechado en el mes de diciembre del año pasado, son la mejora de los materiales y acabados, la remodelación funcional del espacio público y el incremento de la superficie destinada a los peatones.

Las Casas de Franco, inauguradas en 1966, también conocidas en aquella época como casas baratas, son unas construcciones que tuvieron como primeros ocupantes familias procedentes de entornos rurales. Cuando el año pasado entraron por primera vez en una convocatoria de ayudas a la rehabilitación, los vecinos detallaron a este periódico las principales carencias de sus viviendas, tanto en el interior como en el exterior. Las humedades en fachadas y techos fueron las más señaladas, así como los desperfectos en patios interiores y la situación del jardín exterior de la ronda de Outeiro, zona de intervención en la reurbanización.

Compartir el artículo

stats