Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Las empresas de A Coruña vaticinan que la nueva agencia de la Inteligencia Artificial será determinante para atraer y retener talento

El organismo de regulación ayudará a generar un “polo tecnológico” en el Noroeste y permitirá suplir la demanda de profesionales cualificados, muy alta debido al “gran volumen de empresas”

El edificio de La Terraza, donde se asentará la Agencia Estatal. | // VÍCTOR ECHAVE

El Consejo de Ministros fue, a principios de esta semana, tajante en sus valoraciones: la candidatura de A Coruña es “excelente” para acoger la Agencia Estatal para la Supervisión de la Inteligencia Artificial (Aesia). Diversos fueron los criterios que pesaron en la selección, pero tanto las autoridades como los expertos destacan dos: el músculo investigador del que dispone la Universidade da Coruña, y el ecosistema empresarial tecnológico ligado a la Inteligencia Artificial y otras tecnologías punteras.

Empresas de desarrollo de software, procesamiento de datos y análisis conviven en la ciudad en estrecha colaboración con los investigadores en la materia. Un sector que no para de crecer, pero que ha encontrado un tope: la alta demanda de perfiles no encuentra suficientes profesionales con los que cubrir las vacantes. Una carencia que un organismo como la Agencia puede, auguran, ayudar a suplir. “Aquí puede formarse un gran polo tecnológico del Noroeste de España: las facultades alimentan de conocimiento al sector, que tiene un gran déficit de profesionales. La agencia ayudará a atraer ese talento, porque aquí las personas pueden encontrar un recorrido y un desarrollo profesional importante”, valora José Antonio Castelao, director y socio de Aldaba, empresa tecnológica especializada en optimización de procesos de negocio. La suya es una de las empresas que el Boletín Oficial del Estado cita, con nombres y apellidos, como algunos de los argumentos que dotaron de peso en la candidatura.

Muchas están relacionadas con el desarrollo de la que será la gran oportunidad tecnológica de A Coruña, la Ciudad de las TIC, el gran espacio de confluencia y transferencia entre conocimiento académico y proyectos empresariales. Desde Aldaba emplean los algoritmos para optimizar y automatizar procesos en negocios de distinto ramo: alimentación, textil, distribución o industria. “De los robots que controlan las temperaturas en el proceso de laminado en una fábrica, al operario que consulta los tiempos y distancias para mandar mercancía”, desgrana.

Coincide en la oportunidad en materia de recursos humanos Óscar Casado, chief technology officer de la empresa Bysidecar, que empezará a aplicar a corto plazo, para mejorar su estrategia de marketing y ventas, sistemas que utilizan IA como Speech to Text y Análisis del Sentimiento. Para Casado, la llegada de la agencia constituye una vía para “atraer perfiles más especializados, solventar problemas de captación de talento técnico, que en A Coruña es complicado por el gran volumen de empresas”. Las empresas del sector coinciden en que los sistemas que emplean Inteligencia Artificial van a estar cada vez más presentes en el día a día del ciudadano, con lo que es fundamental que la sociedad conozca su funcionamiento y aprenda a confiar en los procedimientos autónomos. “Cuanto más conozcamos al consumidor y más sepamos de él, mejor enfocaremos las soluciones que necesita”, valora.

Para otros empresarios del sector, el gran activo de la Agencia, más allá de la captación de talento, está en la visibilidad que dará el organismo al trabajo que se desarrolla en A Coruña en una herramienta que cada vez está más presente en la vida de las personas, desde el ámbito sanitario hasta la industria. “Nos va a dar una visibilidad internacional en temas punteros como empresas, pero más allá de eso, la IA tiene una aplicabilidad más tangible para el ciudadano de a pie que otro tipo de tecnología. Muchas de sus aplicaciones repercuten en una mejor vida para el ciudadano”, comenta Manuel Saz, director asociado de la división A Coruña y Santiago de Altia Consultores, que a día de hoy ofrece sistemas que aplican la inteligencia artificial en detección temprana de enfermedades, en dinamización del rural y en procesos industriales.

Además de contribuir a dirigir las miradas de los profesionales hacia la ciudad, la implantación del organismo en A Coruña contribuirá a corregir esa deficiencia conocida como fuga de cerebros, que podrán encontrar oportunidades en su tierra centradas en su sector. “Como en otras ramas de la economía del conocimiento, en el sector TIC el capital humano es fundamental para crear empleo de calidad y revertir la situación de años atrás, donde los graduados universitarios tenían que emigrar a otras ciudades para desarrollarse profesionalmente”, asegura Martin Gómez Doynel, de la consultora Allenta, especializada en soluciones escalables de entrega de contenido, procesamiento de datos, seguridad, monitorización y observabilidad, centrada en asistir a multinacionales a la hora de obtener el máximo beneficio de sus inversiones, una tarea en la que la IA es una gran aliada. Para Gómez Doynel, la designación de la ciudad como sede premia el trabajo coordinado del ámbito académico y el empresarial en esta materia. “Es un reconocimiento al desarrollo conjunto con la Universidade”.

Pero a la hora de definir las fortalezas que decantaron la elección de la sede, no solo pesaron los organismos privados. Los centros singulares de investigación y otras iniciativas de investigación y generación de conocimiento, como el Instituto Tecnológico Galego, fueron determinantes. “Es un hito que permitirá impulsar la Inteligencia Artificial, campo en el que ITG lleva años trabajando. Una experiencia que pondremos a disposición de la Agencia desde nuestra condición de centro tecnológico estatal de excelencia investigadora Cervera en IA”, valora el director de la División TIC del organismo, Óscar González Represas.

Compartir el artículo

stats