La Audiencia Provincial ha condenado a un vecino de A Coruña a once años de cárcel por un delito de abuso sexual continuado sobre su hijastra, nacida en 1994 y con una minusvalía del 43% por una herida en la niñez que la dejó con “capacidad intelectual límite”. La chica declaró que el hombre, que le saca 29 años, abusó de ella en varias ocasiones.

Según los hechos probados, el condenado fue detenido el 1 de junio de 2020 después de haber accedido al dormitorio de la mujer y abusar de ella mientras dormía. Unos días antes de eso realizó un “acto de naturaleza sexual” sobre la chica mientras dormía en el sofá, y en los meses anteriores intentó bajarle los pantalones en una ocasión y en otra la penetró mientras dormía. La mujer sufrió estrés postraumático. Además de ser condenado a once años, con el agravante de familiaridad, el hombre tendrá que estar a 200 metros o más de la mujer y de su domicilio durante siete años adicionales.