El pleno de la Diputación aprobó ayer por unanimidad realizar seis obras en la red de carreteras provincial por un valor conjunto de 5,9 millones de euros. De ellas, dos se realizarán en Miño y Cambre, municipios en los que se invertirán algo más de 1,1 millones.

En Miño se invertirán unos 760.000 euros en mejorar la seguridad de la carretera provincial DP-4802 al paso por el núcleo de San Xoán de Vilanova, cuyas aceras presentan “un estado de deterioro importante”. Otros 355.000 euros irán para construir una senda peatonal y una pasarela sobre la vía férrea en las cercanías del instituto David Buján. El resto de obras se realizarán en Rois, Cee, Narón y Carballo.