El Concello concluyó la ampliación del parque biosaludable y de calistenia de San Diego y la instalación de otro en Matogrande. Este último, situado en avenida de San Cristóbal, tiene 338 metros cuadrados de superficie y está rodeado de vegetación. En el de San Diego se renovaron las máquinas y se amplió su número.

Este viernes comenzaron además los trabajos de mejora del área infantil de Pedralonga, situada junto al área biosaludable del barrio, en la que se instalará un suelo de caucho para reforzar la seguridad y un tobogán para niños de tres a seis años, mientras que el resto de los juegos serán recolocados. Las obras no harán necesario el cierre de esta área de juegos.