Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

‘Pajarero/a’, de A Coruña al diccionario de la RAE

La Academia de la Lengua registra la acepción del término que designa a los observadores de aves tras una propuesta del ornitólogo coruñés Antonio Sandoval remitida a la asociación SEO/BirdLife

El ornitólogo y comunicador coruñés Antonio Sandoval. | // LOC

La observación de aves es una afición que tiene cada vez más adeptos. Tantas personas no pueden equivocarse. Ahora, además, tienen una palabra que les define en el disfrute de su afición. Es oficial. “Pajarero/ra” ya figura, con todas sus acepciones, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Hasta ahora le faltaba una: “Aficionada a los pájaros, especialmente a su observación en su ambiente natural”. Un adjetivo que, anotación “U. t. c. s”, indica que se puede sustantivar.

La institución académica ha incluido recientemente la definición que faltaba, que ahora acompaña a otras como “Alegre y festivo” o “Dicho de una tela, de un adorno, de una pintura, etc.: Abigarrado y de colores chillones”. Lo ha hecho a petición de la asociación SEO/BirdLife una de las más importantes de las dedicadas a la conservación de las aves, que solicitó formalmente la actualización hace seis años. La organización recogió el guante del ornitólogo y comunicador coruñés Antonio Sandoval. “Se me ocurrió plantearlo en la asamblea de socios en 2016.

En esa asamblea, se aceptó enviarlo a la Real Academia. SEO/BirdLife decidió además, muy acertadamente, añadir a esa propuesta a la RAE la de una nueva acepción del verbo ‘Pajarear’”, comenta Sandoval, que da la enhorabuena a la asociación por conseguir que, finalmente, la acepción quede reflejada en el diccionario. “La ONG ambiental celebra que, por fin, los académicos otorguen a las pajareras y pajareros su lugar en diccionario de la lengua española”, refrendó la propia entidad en un comunicado.

Se trata, comenta, de expresiones de uso recurrente por parte de las personas aficionadas a la observación de aves. “Va en paralelo al crecimiento de la afición. Antes, esa palabra solo aparecían las acepciones relacionadas con el silvestrismo, que se trata de coger pájaros en el campo y tenerlos en jaulas, una práctica en desuso”, matiza Sandoval, que se anticipó a la norma oficial utilizando el término en uno de sus últimos libros, titulado De pajareo: rutas ornitológicas por España. “La RAE es la que elabora la definición. La intención no es ni mucho menos ir en contra de una acepción, sino incorporar otra. En inglés hay una expresión muy parecida: go birding, que hace referencia a ir a ver aves, o birder, que podría equivaler a pajarero”, cuenta.

Compartir el artículo

stats