Los anuncios son reclamos poderosos cuando se quiere encontrar algo, pero, al final, no hay nada como el boca a boca. A este ancestral método de comunicación fían muchos despistados las búsquedas de sus objetos perdidos. La mejor manera de colocar en agenda las pérdidas cotidianas es la calle. De mascotas a pulseras o relojes, juguetes infantiles o fotografías irremplazables: farolas o postes se llenan, a menudo, de objetos extraviados que anhelan volver con sus dueños. La última incorporación al tablón de anuncios que es el callejero coruñés es la imagen de una maleta perdida en Juan Flórez, perdida, para más señas, el 23 de diciembre a las 18.00 horas. De encontrar la maleta, de tipo trolley con ruedas, el buen samaritano deberá dirigirse al 669 409 771. Si no surte efecto la búsqueda, el propietario siempre puede recurrir a otro método efectivo: un responso a San Antonio, patrón de los objetos perdidos.