El Concello abrió la licitación por 192.000 euros de la adquisición de 19 puntos de venta (TPV) físicos y de dos terminales virtuales que permitan a la ciudadanía efectuar de forma telemática pagos a la administración municipal mediante un periodo de dos años.

El Gobierno local justifica la necesidad de comprar estos medios por la conveniencia de que se utilicen estos medios para el abono de tributos y otros ingresos en las oficinas municipales, de forma que se evite que haya que acudir a entidades bancarias para efectuarlos.

El criterio que tendrá más valor para la adjudicación del contrato será el económico, ya que supondrá 80 de los 100 puntos que será posible obtener en la licitación, a la que se podrán presentar ofertas hasta el próximo jueves.