Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Un joven chef en busca de la dorada ganadora

Mateo de Miguel Blanco es el único gallego que competirá por el Premio Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu Madrid

Mateo de Miguel Blanco posa con una dorada en la plaza de Lugo. | // VÍCTOR ECHAVE

Mateo de Miguel Blanco tiene claro que lo suyo es la cocina. Algo intuía cuando pasaba horas y horas escuchando a su tío, también chef, hablando de productos y elaboraciones. Pero ahora sabe al 100% que la decisión de estudiar en el CIFP Paseo das Pontes es la correcta. “Yo tenía claro que quería estudiar cocina. Desde que tengo uso de razón siempre he tenido vocación por esto. Y si tenía alguna duda, se borró el día que pisé la cocina de la escuela”, confiesa el joven de 19 años, que ha sido seleccionado en una lista de 50 aspirantes para competir en la undécima edición del Premio Promesas de Alta Cocina que organiza Le Cordon Bleu Madrid.

Es el único gallego del certamen que busca reconocer los resultados académicos y potenciar el talento de los futuros cocineros que se están formando en las escuelas de toda España. “Para mí, es un gran orgullo. Me sirve de motivación tener esa presión de competir con otras personas que comparten esta pasión conmigo. Esa presión siempre me da fuerzas”, reconoce.

Mateo de Miguel Blanco tendrá que elaborar un aiguillette de dorada con sala de vino blanco y ravioli vegetal con una segunda guarnición a libre elección. “El pescado es mi elemento favorito y las verduras también me encantan”, analiza el chef, para quien el objetivo es “disfrutar en la cocina”. “Para mí eso es fácil porque siempre me lo paso bien. Llevo un tiempo estudiando el plato. Tengo más o menos definida alguna idea, pero aún quedan pruebas por hacer”, explica. Tiene que enviar la videorreceta de cinco minutos de duración antes del 18 de enero. Después se publicarán para iniciar las votaciones, tanto del público general como del jurado profesional. Solo serán seleccionados diez chefs. “El reto es llegar a la final”, anuncia.

El premio es una de las motivaciones del cocinero gallego, pues le daría acceso a los estudios de Le Cordon Bleu, escuela líder internacional en formación de alta cocina, tradicional y moderna. Los dos mejores de la final, que se celebrará en abril en Madrid, conseguirán una beca valorada en más de 23.000 euros y 8.000 euros, respectivamente. El centro formativo del ganador, además, será premiado con 1.500 euros. “Al finalizar mis estudios me gustaría seguir formándome. Quiero viajar, conocer lo máximo posible y aprender de los mejores”, cuenta Mateo de Miguel Blanco, que lleva cuatro años estudiando en el CIFP Paseo das Pontes.

Estrellas mundiales de la gastronomía como Joan Roca, Martín Berasategui o Andoni Luiz Aduriz han formado parte del jurado de este premio en ediciones pasadas, por lo que el joven cocinero está convencido de dar “lo máximo” para sorprender y llevarse el galardón. “Esto es lo mío, disfruto mucho en la cocina”, repite, feliz de iniciar esta nueva aventura. El Premio Promesas de la Alta Cocina, que empezó en 2012, está dirigido a jóvenes de hasta 25 años que estén cursando su último año de formación en cualquier escuela española de cocina.

Compartir el artículo

stats