El “abandono” en el que a su juicio se encuentran las obras de Urbano Lugrís en el edificio número 25 de la calle Olmos lleva a Marea Atlántica a reclamar al Gobierno local que las proteja, ya que destaca que se producen desprendimientos en la fachada y que hay filtraciones de agua que dañan los murales.

El candidato del partido a la Alcaldía, Xan Xove, se reunió esta semana con la Asociación Cultural O Mural y destacó que una de las obras figura en el catálogo de patrimonio de la normativa urbanística del casco histórico, por lo que entiende que el Gobierno local “no puede lavarse las manos” mientras espera que la Xunta la declare Bien de Interés Cultural, categoría solicitada este mismo mes y que ya fue concedida a otras obras de este artista existentes en la ciudad.

Xove resaltó que el deterioro de las pinturas empeoró desde el cierre del restaurante que funcionaba en el bajo comercial en el que se encuentran. También se lamentó de la “imagen desastrosa” que ofrece el estado ruinoso del edificio en una calle que considera que debería contar con una protección especial.