“Nunca hubo un cambio climático tan veloz”

“Ya no hay debate científico sobre si es por el hombre, se superó hace décadas”

El investigador de la Universidade Armand Hernández.   | // VÍCTOR ECHAVE

El investigador de la Universidade Armand Hernández. | // VÍCTOR ECHAVE / enrique carballo

El doctor en Ciencias de la Tierra Armand Hernández investiga cambios climáticos del pasado en la Universidade da Coruña (UDC), y es uno de los promotores del manifiesto firmado por 130 científicos contra la publicación en la revista del Colegio Oficial de Geólogos del artículo Geología versus el dogma climático, que cuestiona que el calentamiento global se deba a la acción humana.

Su autor, Enrique Ortega, considera que ha habido cambios asimilables al actual sin acción humana.

Cambios climáticos ha habido muchos, y de magnitudes muy grandes, pero lo que diferencia este es la brusquedad. No se conoce ninguno que haya ido a la velocidad a la que se están incrementando las temperaturas, es otra magnitud.

¿De qué diferencias estamos hablando entre los anteriores y este?

En otras ocasiones estábamos hablando de siglos, o de milenios. Y ahora vemos que cada año o cada dos años va aumentando la temperatura y vamos batiendo récords consecutivamente. En la última década tenemos los años más calurosos de los últimos 150 años. Y cada década supera a la anterior.

¿Qué implicaciones tiene que este cambio sea brusco?

La capacidad de adaptación. Los cambios bruscos presentan mucha más dificultad para que los ecosistemas o nosotros mismos nos adaptemos y podamos tomar las medidas adecuadas. Y, aunque el artículo diga eso, no es un cambio por fenómenos naturales: contribuimos de manera ya no significativa, sino principal.

¿Cómo?

El principal responsable del cambio climático actual son los gases de efecto invernadero, como dióxido de carbono y metano. Los niveles que tenemos los ha habido en la historia, pero ahora están subiendo a una velocidad sin precedentes. Se ha demostrado que el clima está muy influenciado por estos gases. La diferencia es que antes se producían de forma natural y su incremento era mucho más paulatino.

Hay un metaestudio publicado en Environmental Research Letters que sitúa el consenso acerca de que el cambio se debe al hombre en más del 99%, entre los científicos. Ortega considera que esta tesis es un “dogma” y que se impone.

Esa es una de las cuestiones que nos parece mal del artículo, hablar de dogma. Nosotros no vamos en contra de que dé su opinión, nos molesta que esto se publique bajo el amparo de un colegio que representa a una comunidad mucho más amplia. Presentarse como dogma, acto de fe, desacredita a lo profesionales que nos dedicamos al estudio del clima, y Ortega no es experto en clima.

¿Y el resto de argumentos?

Si uno ve las fuentes que él cita en el artículo, son controvertidas. No son estudios avalados por la ciencia, son opiniones. Hay gente que no se ha dedicado al estudio del clima o se posicionó en cuestiones como que el plomo no era nocivo contra la salud, gente que no son expertos en el clima. Creo que no hay debate dentro de la climatología, ya se superó hace décadas. En Science, en 2004, ya se publicó un trabajo en el que se ve que la cantidad de científicos que dicen que el cambio climático es por causa del ser humano es abrumadora. Es como si nos planteásemos lo de los terraplanistas. Nos quejamos que el Colegio de Geólogos le dé voz a este tipo de opiniones, que no son trabajos científicos rigurosos.

Con el manifiesto, entonces, critican que el artículo no tiene un razonamiento fundado como para aparecer en la publicación, no es que defiendan que nadie pueda decir que el cambio es natural si presenta pruebas que lo respalden.

Exacto, exacto. La ciencia funciona por cauces muy claros. Investigamos, generamos unos datos, y los presentamos a revistas para que se publiquen, pero antes son revisados por expertos en el tema de forma anónima. Muchas veces se manda un manuscrito y se rechaza por falta de rigor, y hay que rehacer la investigación. A veces hay fallos, pero hay un canal de demostración de los resultados científicos con revisiones de expertos. Este artículo no pasa el rigor científico necesario, no incluye fuentes fiables. Y a veces no cita fuentes, presenta unos gráficos de los que es muy difícil saber el origen de los datos: si son del autor debería enseñar la metodología para obtenerlos, si no debería citar fuentes, y eso no lo hace. Creemos que no tiene rigor como para publicarse en una revista de un colegio profesional.

¿Hay intereses para que el cambio climático no se considere como de origen humano?

Ahí ya no puedo hablar como científico, puedo dar mi opinión. Que el cambio climático sea de influencia humana o no tiene repercusiones socioeconómicas muy importantes, va a haber que implantar políticas que afectan a ciertos sectores económicos, y anteriormente empresas o compañías de petróleo andaban detrás de influencers para que influyesen en la opinión pública.

Suscríbete para seguir leyendo