Aluvión de inscritos en las academias de A Coruña de oposiciones por la alta oferta de plazas

La ley de estabilización laboral abre muchos procesos selectivos que atraen a los aspirantes | La media de edad de los opositores ha cambiado y se sitúa por encima de los 35 años ELas clases ‘online’, clave para organizarse

Aula de la academia Infórmate Oposiciones

Aula de la academia Infórmate Oposiciones / CARLOS PARDELLAS

La pandemia ya evidenció hace tiempo que opositar es la opción preferida por aquellos que buscan un trabajo fijo y avanzar en su carrera profesional. La incertidumbre que provocó el COVID unida ahora a la crisis económica derivada de la guerra de Ucrania refuerza esta situación. Y no solo eso. La oferta de plazas nunca ha sido tan amplia, lo que está provocando un aluvión de alumnos y alumnas en las academias que preparan oposiciones en la ciudad. “Esto se debe a la ley de estabilización laboral”, informa Alfonso Villares, de la academia Nós. Se refiere a la reforma laboral aprobada hace un año para frenar la temporalidad. La “cascada de convocatorias de plazas”, como él mismo califica, responde a esto pues las administraciones públicas están obligadas a llevar a cabo estos procesos y “resolverlos entre 2023-2024”.

Enero suele ser un buen mes para las academias de oposiciones. El año nuevo y los buenos propósitos conducen a muchos aspirantes a estos lugares. “Es común que con el año nuevo aparezcan nuevos alumnos. Nuevas etapas que la gente quiere abrir con la oposición como propósito”, señala Villares. En TECAD están de acuerdo, siempre ven “más alumnos” en enero. Pero este 2023 tiene algo especial. “Actualmente hay muchísimas oposiciones convocadas”, insisten, aunque alertan que “hay muchas con errores” que tendrán que ser revisados. “La Xunta sacó todo a última hora y hay errores en el temario o en los requisitos. Nos hemos puesto en contacto con función pública y los sindicatos para ver qué ocurre”, añaden, reconociendo que esto genera “incertidumbre” entre los aspirantes.

Muchos llevan tiempo preparándose, pero otros quieren ponerse ahora en serio para hacerse con una de esas miles de plazas que están a su alcance. “Las plazas que se venían convocando a nivel nacional rondaban las mil. Y este año, de la noche a la mañana, hay cerca de 30.000”, informa el director de Formantia, Eladio Candia, que recurre a los números para justificar “el aumento de la motivación por parte del alumnado”.

En Nós ya tienen varios grupos de trabajo y están formando otros con los recién llegados. Villares avisa: “Hay que tener en cuenta que muchas de estas plazas son derivadas del proceso de estabilización. Hay que mirar bien cada convocatoria. Hay algunas que son solo de méritos y hay otras muchas que son de acceso libre y se puede presentar cualquiera”.

Es, en general, “un momento atractivo” para los opositores, según las academias, por lo que se están encontrando incluso con alumnos que llaman a sus puertas para interesarse por los procesos en curso, sin haber preparado todavía nada. “Hay muchas convocatorias, así que llegan, preguntan y se pueden anotar directamente. Eso no pasa normalmente”, analizan desde Nós. Sin embargo, en TECAD avisan que si hasta la fecha de examen “hay tres meses, es muy difícil prepararlo”. “Hay gente de última hora y otra que se ha preparado por su cuenta y modifica la forma de estudiar. En las academias incorporamos herramientas tecnológicas muy útiles para el repaso final”, apuntan. El director de Infórmate Oposiciones, Antonio Estévez, señala que “hay muchas plazas, así que lo importante es orientarse y empaparse de esa información”.

Lo que ha cambiado con el paso de los años es la media de edad de los opositores. Estévez reconoce que “hay muy pocos opositores debajo de los 25 años, la media de edad está por encima de los 35”. Esto también modifica la forma de preparar y afrontar los exámenes. “En muchos casos se dispone de menos tiempo porque el estudio se compagina con trabajo, con hijos o con unos familiares mayores o enfermos”.

Otro asunto nuevo, este provocado por la situación de pandemia, es la posibilidad de prepararse desde casa. “La formación ha cambiado. Ahora el sistema es híbrido y tener las clases online tiene muchas ventajas. Poca gente reclama clases presenciales”, informa el director de Infórmate, que opina que estas herramientas son “clave”, sobre todo para los opositores con horarios muy ajustados. “Luego está el esfuerzo de cada uno”, concluye.

Antonio Estévez posa en la academia

Antonio Estévez posa en la academia / CARLOS PARDELLAS

[object Object]

"Esta complejidad no se ha dado nunca, coincidiendo en el tiempo tantas convocatorias”



El director de Infórmate Oposiciones, Antonio Estévez, analiza la situación actual: alumnos, convocatorias y claves para triunfar.

¿Cómo ha arrancado 2023 en cuanto a oposiciones, convocatorias y alumnado?

Lo importante es recalcar que la aprobación de la reforma laboral para reducir la temporalidad en la administración pública ha motivado que a día de hoy haya convocados muchísimos procesos selectivos. Hay miles de plazas.

¿Cómo se aborda eso?

Ahí está el problema. Todo esto hay que analizarlo. Son plazas de acceso libre, si cumplimos los requisitos y tenemos la titulación que se exige. Pero hay diferentes sistemas de selección. La gente tiene que estar bien informada. Hay tres tipos de forma de entrar: solo oposición (examen), con concurso-oposición (se valora la experiencia profesional) e incluso hay procesos selectivos de aquellas plazas que llevan ocupadas desde antes de 2006, que se pueden coger en propiedad sin examen. Gran parte del éxito va a estar determinado por una buena elección de la convocatoria. Hay muchos opositores y muchas plazas, así que hay que repartirse.

¿Ahí entra en juego el papel de las academias?

Sí, esta complejidad nunca se ha dado, coincidiendo en el tiempo tantas convocatorias y con diferentes sistemas de acceso. La clave es la información y la orientación. Hay que buscar la mejor oposición que se adapten a nuestras circunstancias. Podemos tener titulación para oposiciones de más exigencia pero no disponemos de tiempo para prepararlas. Hay que sacarle rendimiento al esfuerzo que realices.

¿Ha sido la pandemia uno de los factores por los que ha aumentado el número de opositores?

El empleo público siempre ha tenido tirón. Te da una seguridad que no da el empleo privado. Ha habido siempre más opositores que plazas. Tras la pandemia, que mucha gente se vio en ERTE, y con la situación económica actual también ha aumentado. La ventaja esta vez es que hay muchas plazas.

Suscríbete para seguir leyendo