La Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a nueve años y tres meses de prisión a un hombre por abusar sexualmente de su hijastra de forma continuada, entre los 12 y los 16 años. El tribunal considera probado que el procesado aprovechaba la ausencia del domicilio de la madre de la menor debido a motivos laborales para cometer los abusos. Además, asegura que, en una ocasión le mostró a la menor un vídeo íntimo de su madre.

En la sentencia, los magistrados subrayan que el relato de la víctima es verosímil y que cuenta con corroboraciones periféricas, al tiempo que destacan que la persistencia incriminatoria de su declaración es “incuestionable”. La resolución no es firme, pues contra ella cabe presentar recurso.