Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

A juicio un policía local de A Coruña por herir de un disparo accidental a un detenido

La Fiscalía pide tres meses de cárcel | El tiro sobrevino al cachear a un sospechoso que había huido en coche por calles peatonales y para el que se piden dos años y tres meses de prisión

Un policía local de A Coruña, en la plaza de Ourense. Carlos Pardellas

Un agente de la Policía Local será juzgado la próxima semana por un presunto delito de lesiones por imprudencia grave con arma de fuego al haber herido de forma accidental a un hombre de un disparo con su arma reglamentaria mientras le cacheaba tras haberle detenido, hechos por lo que la Fiscalía solicita para él una pena de tres años de prisión. El sospechoso recibió un balazo en un brazo que únicamente le dejó como secuelas las cicatrices de los orificios de entrada y salida del proyectil.

Para esta persona el Ministerio Fiscal reclama una condena de dos años y tres meses de cárcel por los delitos de conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, así como de conducción con el permiso retirado por la pérdida total de los puntos. La acusación pública tiene en cuenta la agravante de reincidencia y la atenuante de embriaguez.

Los hechos sucedieron en la madrugada del 2 de julio de 2020 cuando una patrulla de la Policía Local que circulaba en un vehículo camuflado observó que un automóvil circulaba de forma errática por el paseo marítimo, por lo que le dio el alto. El conductor desobedeció la orden y giró hacia la calle Regidor Somoza a pesar de que tiene el sentido contrario de la circulación y de allí pasó al tramo peatonal de la calle del Orzán, que recorrió a gran velocidad pese a que había personas en la calzada.

La huida acabó en la calle Marqués de Pontejos, junto al mercado de San Agustín, donde los cuatro ocupantes del coche se apearon. A la llegada de los policías, les exigieron que se detuviesen y se apoyasen contra una pared, pero uno de los agentes sacó su pistola “sin que hasta entonces se hubiese exteriorizado acto alguno de agresión que justificase la necesidad de hacerlo”, según el informe fiscal. Cuando procedía a cachear y esposar al detenido, se le disparó el arma y le hirió en un brazo, por lo que el herido tuvo que recibir asistencia médica.

El sospechoso se negó a realizar la prueba de alcoholemia al comprobar los policías que mostraba síntomas evidentes de hallarse bajo el influjo de bebidas alcohólicas. Además de la pena de prisión, la Fiscalía solicita para él que se le prohíba conducir durante un año y medio.

Juzgados una contrabandista de tabaco en Santa Lucía y tres suministradores suyos

El contrabando de tabaco que realizaba en un puesto del mercado de Santa Lucía en el año 2012 y la aprehensión de un cargamento destinado a ella en una nave de Meicende llevan a la Fiscalía a pedir siete años para la presunta autora de los hechos, que será juzgada la próxima semana junto con otros tres implicados, para cada uno de los cuales se solicitan cinco años de cárcel. Agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera les sorprendieron en la nave a la que habían llevado el camión, en cuyo doble fondo transportaba tabaco valorado en 289.000 euros. El vehículo había llegado de Andorra y, tras pasar por el centro comercial Dolce Vita, lo trasladaron a Meicende. Casi dos meses después, Vigilancia Aduanera registró el puesto de la mujer en Santa Lucía y halló tabaco de contrabando por valor de 38.000 euros, además de 28.000 euros en efectivo en su domicilio. A los tres hombres se les proponen multas de cuatro veces el valor de lo incautado y a la mujer de ocho veces.

Compartir el artículo

stats