La renovación de la red de saneamiento entre las calles Cardenal Cisneros e González del Villar, en la Sagrada Familia, comenzó la semana pasada y se prevé su finalización a principios de febrero. Además de las vías mencionadas, afectará a las de San Lucas y Sagrada Familia, en una zona en la que las tuberías existentes estaban anticuadas.

Estas conducciones, fabricadas con gres, serán sustituidas por unas nuevas de PVC y con una mayor anchura, ya que tendrán 315 mm de diámetro frente a los 200 de las anteriores.