Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El plan de Visma excluye la Arqueta de los Frailes del corredor verde e ignora los nuevos restos hallados

Queda separada del parque por una calle con tráfico | El proyecto para urbanizar no prevé preservar la otra parte del acuífero histórico y el arquitecto municipal alertó de posible destrucción de patrimonio

Arqueta dos Frailes, parte del patrimonio histórico protegido. | // CARLOS PARDELLAS

El proyecto para urbanizar San Pedro de Visma y construir unas 4.000 viviendas en un nuevo polígono en torno al inicio de la Tercera Ronda y al Oeste del centro Ágora y Marineros se sitúa en terrenos de los que partía el abastecimiento de aguas de A Coruña en los siglos pasados, el llamado Viaje de Visma que ha dejado restos como el acueducto del Paseo de los Puentes. Pero aunque se preserva el principal elemento del acueducto presente en la zona, la Arqueta dos Frailes, este queda aislado de un parque de 25.000 metros cuadrados por una calle con paso a vehículos a motor. Y en la zona existen otros elementos en superficie y subterráneos del antiguo acueducto, que, según denunció el arquitecto municipal, podrían desaparecer con la ejecución de la obra.

Así, el proyecto de urbanización, presentado por los promotores y que aún puede recibir alegaciones antes de la aprobación definitiva, no incluye referencias a un elemento conectado con la arqueta, un pozo situado justo al oeste del Ágora, construido en granito y que sobresale un metro del suelo. Este elemento fue descubierto de manera casual, durante la limpieza de una finca, y un informe del arqueólogo municipal de 2016 indica que formaba parte del sistema que abastecía de agua a la ciudad, conocido como Viaje de Visma. Ya existía en 1887.

El arqueólogo describe toda una serie de construcciones ligadas al antiguo acueducto, que empezaba más arriba que la Arqueta dos Frades, con un depósito de agua en la zona de la Tercera Ronda y tubos soterrados hasta este elemento. De ahí hasta el pozo cercano al Ágora, situado en la finca llamada Tarreo da Arqueta, también habría canalización subterránea, a la que no hay referencias en el proyecto de urbanización.

El arqueólogo municipal advirtió de que la ejecución del plan parcial previsto para desarrollar la zona “supondrá la destrucción de las estructuras que puedan aparecer relacionadas con el Viaje de Visma”. El Gobierno local de Marea llegó a proponer una modificación del plan urbanístico para proteger el patrimonio del acueducto, pero esto quedó excluido de la reforma que se realizó en el actual mandato.

La protección Arqueta dos Frailes, precisamente, ha sido uno de los motivos que ha retrasado la ejecución del plan urbanístico, para el que la junta de compensación redactó un primer proyecto en 1998. El Ayuntamiento aprobó un plan parcial para la zona, reformado en 2005 y 2008, y al año siguiente el Ayuntamiento dio la aprobación inicial a un proyecto de urbanización que preveía trasladar la Arqueta dos Frailes. Contra este posibilidad protestó ante el Concello y la Xunta el arquitecto técnico Adrián Martínez, y, finalmente, informó desfavorablemente Patrimonio Cultural de la Xunta. En el resto de la tramitación, de acuerdo con la memoria del propio plan, se incluyó crear “una nueva zona verde” en la “actual ubicación” de la arqueta.

Pero, según explica a este diario el propio Adrián Martínez, la zona verde en torno a la arqueta es de pequeño tamaño (unos 500 metros cuadrados, según el plan) y tiene edificios de viviendas al lado, lo que le parece una “salvajada”, mientras que el aislamiento del parque principal es “terrible”. Si bien entiende que sería difícil conseguir que se redactase de nuevo el proyecto de urbanización y cree que no habrá “voluntad política” para hacerlo, señala que presentará alegaciones.

Su propuesta es eliminar el tramo de vía que separa a la arqueta del parque (aproximadamente unos 80 metros, según los planos). El flujo de tráfico, afirma, se podría desviar a otros viales, y las plazas de aparcamiento suprimidas a la calle Jaime Hervada, donde no hay reservas.

Martínez también denuncia que “no se tenga en cuenta” al pozo de Tarreo da Arqueta (que en solo aparece referenciado como una columna de piedra en el mapa topográfico). Si bien considera que entraría dentro de una de las zonas verdes previstas, señala que los promotores no tienen obligación ni planes previstos para preservarlo, cuando, considera, habría que “vincularlo” con la Arqueta dos Frailes.

Pero, sin protección patrimonial, “podrían pasar con una excavadora, tirarlo, y chao”, resume Martínez, que indica que incluirá en su alegación el informe del arquitecto municipal, con las referencias a los posibles elementos desconocidos que se verían afectados por la construcción, porque le parece “preocupante que no se tenga en cuenta”.

Documentación contradictoria

El propio proyecto de urbanización tiene información contradictoria sobre sus planes con respeto a la Arqueta dos Frailes y documentación que parece haber sido copiada de anteriores versiones del proyecto en la que se preveía cambiarla de lugar, o, al menos, haberse realizado en base a información desactualizada.

El terreno que ocupa la arqueta aparece ocupado por un edificio de viviendas en uno de los planos, de Naturgy, y el anexo relativo a la red de pluviales indica que se derivan a esta “los caudales necesarios para abastecer la cisterna Arqueta dos Frailes, trasladada desde su posición original, a la zona verde para su puesta en valor y recuperación”.

El proyecto incluye un plan para poner en valor la arqueta, restaurarla y musealizarla señala que estará integrada en “un amplia zona verde pública de 24.000 metros cuadrados” y dentro del “corredor verde” central que figura en los planos. Este diario publicó originalmente que se encontraría en el parque debido a esta descripción.

Compartir el artículo

stats