Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Armada de Irlanda detiene a un pesquero de armador gallego y con base en A Coruña

El redero ‘Pesorsa Dos’ fue revisado por dejar su equipo a remojo más de 72 horas en mitad de un temporal en las costas irlandesas

Barcos de pesca en el muelle de Oza. Víctor Echave

El pesquero Pesorsa Dos, de bandera alemana, armador gallego y con puerto base en A Coruña, fue detenido por la Armada irlandesa el pasado fin de semana frente a la costa oeste del país, según informan medios como la revista The Skipper y el diario Shetland News. El motivo de la detención, de acuerdo con las mismas fuentes a partir de una consulta a otro barco que faenaba en la zona, fue que la embarcación hispano-germana, especializada en la pesca con red de enmalle dejó el equipamiento en remojo por un tiempo superior a las 72 horas permitidas por ley.

Fuentes de la Lonja de A Coruña preguntadas por este periódico indican que la razón por la que el Pesorsa Dos dejó las redes en remojo fue el fuerte temporal de estos días en las costas irlandesas, donde faena desde comienzos de este mes, lo que imposibilitó que los tripulantes recogieran sus aparejos. Esta situación “de fuerza mayor” no debió de gustar a la patrulla de la Armada que se encontraba en la zona, que accedió a cubierta para inspeccionar el barco, que en las próximas horas será conducido a puerto para que un juez determine si hubo o no delito.

Las mismas fuentes apuntan que el redero de enmalle tiene base en el muelle de Oza, donde atraca cuando no hay campaña de pesca y se somete a reparaciones, y su armador es de A Coruña. Otras fuentes portuarias añaden que el barco está asociado a los armadores de Pescagalicia-Arpega-O Barco.

Las informaciones de los medios irlandeses recogen que el buque Pesorsa Dos fue también interceptado en julio de 2020 por el patrullero LÉ William Butler Yeats a unas 250 millas de Malin Head, el punto más al norte de Irlanda, por “supuestas infracciones de la normativa europea de pesca en aguas irlandesas”, lo que obligó a intervenir a la Armada del país.

Un mes antes el redero alemán con base en A Coruña había sido objeto de una intensa inspección a raíz de un enfrentamiento en el oeste de las islas Shetland, al norte de Escocia. Shetland News informaba entonces de que los pescadores de la zona calificaban de “intolerable” el comportamiento del Pesorsa Dos mostrado en un vídeo colgado en redes sociales en el que supuestamente se veía al barco intentando pasar una cuerda a través de la hélice de un arrastrero local de pescado blanco.

La difusión de aquel vídeo evidenció, según el medio irlandés, “las escaramuzas sobre el acceso a los caladeros a un nuevo nivel”, lo que reforzó, añadía, el interés de la industria pesquera local en abandonar la Unión Europea y con ella la Política Pesquera Común (PPC).

“Los barcos españoles pescan legalmente en aguas escocesas como parte de la PPC, pero este comportamiento ha sido condenado como intimidatorio y quebrantador de las reglas fundamentales del mar”, afirmaba entonces el director ejecutivo de la Asociación de Pescadores de Shetland, Simon Collins, sobre el incidente.

Compartir el artículo

stats