Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Entidades sociales alertan del perjuicio por el colapso en las citas de la Seguridad Social

Los usuarios no pueden realizar trámites sobre jubilación, Ingreso Mínimo Vital o cambio de domicilio EEl Ministerio culpa a la reducción de la plantilla en “un 20% en una década”

Oficinas de la Seguridad Social en la avenida Barrié de la Maza. | // CARLOS PARDELLAS

Entidades sociales y usuarios alertan de los problemas a los que se enfrentan por el colapso en la web de la Seguridad Social que da citas presenciales para gestionar prestaciones. No hay hueco y eso provoca que no se puedan hacer trámites para jubilaciones, para solicitar el Ingreso Mínimo Vital o simplemente para cambiar el número de cuenta o el domicilio. “Es un problema recurrente”, señala el trabajador social de la Cocina Económica, Pablo Sánchez, quien señala que el “principal motivo” de este problema es “que las oficinas de la Seguridad Social se encargan de la tramitación del Ingreso Mínimo Vital pero el personal sigue siendo el mismo que antes de eso, así que es lógico que se provoque un embudo”.

Fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones explican que “no se llega a cubrir toda la demanda informativa por la situación de la plantilla de la Seguridad Social, pues se redujo en un 20% en una década”. Solo en 2022, el INSS atendió a casi seis millones de personas.

Una de las afectadas es Carmen Pérez. Actualmente cobra un subsidio por desempleo, pero está cerca de la edad de jubilación y ha querido iniciar los trámites. “Fui en enero a las oficinas y me encontré con un guardia de seguridad en la puerta que no me dejó pasar y me dio una dirección de internet y un correo para pedir cita”, recuerda. Llamó a su hija para hacer la gestión por internet, pero esta le comentó que solo había citas “en A Estrada, A Pobra y Negreira”. Imposible. Carmen Pérez incluso se puso en contacto con un abogado experto en estas cuestiones, pero este le dijo que no tenía cita “hasta mayo o junio”. Se cansó de llamar al teléfono de la Seguridad, pero tampoco obtuvo respuesta. Finalmente, su hija consiguió hacer el trámite de forma telemática. “Pero si no me lo hace ella, ¿a dónde voy? Es una injusticia tremenda”, denuncia.

Y es que la brecha digital es un gran problema en asuntos como este. “La imposibilidad de acceder a citas presenciales repercute de forma especial en personas en las que el acceso digital es una barrera infranqueable: mayores, personas sin recursos, inmigrantes que no tienen, no. Inocentes o no saben utilizar las comunicaciones digitales”, detalla la directora de Cáritas Interparroquial de A Coruña, Pilar Farjas, quien destaca que “las prestaciones de la Seguridad Social se dirigen precisamente a quienes necesitan de la protección del Estado: enfermos, parados, personas sin recursos, inmigrantes...”. Desde la Cocina Económica hacen las tramitaciones de forma telemática, pero Pablo Sánchez asegura que “siempre, en algún momento, se necesita una cita presencial”. Insiste, además, en que los trámites de la Seguridad Social “no es una cosa de diez minutos”. “Hay un antes y un después, que es el seguimiento de la prestación. Si hay un incidente de cualquier tipo, se puede llegar a la suspensión del pago”, expone.

Sánchez cuenta que los trabajadores sociales están ejerciendo de “puente para minimizar los problemas de la brecha digital”, pero defiende la “presencialidad” para evitar vivir “en un mundo virtual”, sobre todo si se trata de “cuestiones sociales”. “Supuestamente, se iba a hacer un refuerzo de cara a la tramitación del Ingreso Mínimo Vital y se llegó a hablar de que técnicos de la Seguridad Social iban a desplazarse a entidades sociales con colectivos de riesgo. Pero a día de hoy no tenemos constancia de ello y tampoco es la solución”, apunta.

El Ministerio de Seguridad Social asegura que se están adoptando “importantes medidas a corto plazo” como la incorporación de “1.615 interinos” en 2023, la puesta en marcha “de iniciativas para facilitar las gestiones como una plataforma con identificación segura mediante selfie, asistente virtual, implantación de la atención telefónica con cita previa y acuerdos con entidades financieras para comunicar al INSS el cambio de cuenta corriente evitando esta gestión al ciudadano”. También trabaja en nuevas “medidas organizativas”.

Compartir el artículo

stats