Marea Atlántica preguntará en el próximo pleno del Concello si el Gobierno local renunciará al modelo de separación de la basura entre orgánica e inorgánica mediante la implantación de un quinto contenedor para envases ligeros. La portavoz municipal, María García, denuncia que este recipiente ocupará espacio en las cocinas y las calles y es un sistema “mucho menos eficiente” para el reciclaje de envases ligeros. El anteproyecto de nuevo contrato de la planta de Nostián incluye este modelo, al que Marea ya presentó alegaciones debido a que estima que supondrá más costes e implicaría un “retroceso” en la recuperación de los residuos frente al sistema actual.