Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Puertas Betanzos denunciará a la CIG por acusarla de despedir a Ibrahima y Magatte por pedir vacaciones

La central sindical mantiene que la propia empresa reconoce la improcedencia del despido en la carta que entregó a los trabajadores

Magatte Ndiaye e Ibrahima Diack. | // CARLOS PARDELLAS

Puertas Betanzos anuncia que presentará una denuncia contra la CIG y el secretario comarcal de la Federación de Construción e Madeira de este sindicato, Mario Maceiras, por intromisión ilegítima en la reputación de la empresa a raíz de las acusaciones vertidas sobre el despido de Ibrahima Diack y Magatte Ndiaye, los ciudadanos senegaleses que fueron contratados por la empresa tras su intervención heroica en auxilio de Samuel Luiz. La iniciativa irá acompañada de la reclamación de una indemnización por daño moral, que aún está pendiente de cuantificar. La CIG, por su parte, refrenda la versión de los hechos que hizo pública esta semana, en la que acusaba a la empresa de prescindir de los trabajadores por “coger vacaciones”. Añade además que la propia empresa hizo constar la improcedencia del despido en la carta que entregó a ambos operarios para informarles de que prescindía de ellos.

La empresa califica de “infundadas y tendenciosas” las acusaciones sobre actuaciones ilegales en el despido de Ibrahima y Magatte, y acusa a la CIG, de intentar “aprovecharse” de estas dos personas para conseguir notoriedad. La empresa asegura que desde su incorporación, ambos trabajadores recibieron la remuneración acorde con su puesto, y que incluso se les ascendió recientemente de categoría. La CIG, que acusó a la empresa de someter a los trabajadores a jornadas de 10 u 11 horas diarias por el salario más bajo del convenio, señala contradicciones en la versión de Puertas Betanzos, que sostiene que ascendió a los trabajadores pero ciñe su despido a la búsqueda de operarios más cualificados, lo que para la central sindical representa un relato contradictorio. Alega además que ninguna de las razones que la empresa esgrimió a posteriori, en las que apela a motivaciones de productividad y falta de “polivalencia” para prescindir de los operarios, fue explicada a los trabajadores, a quienes únicamente se hizo referencia a la cuestión económica.

La empresa niega que el despido se debiera a que fueran a viajar a Senegal durante las navidades, como informó la CIG, ni que se les intentara hacer desistir de ello, ya que “el empresario les había adquirido los billetes el 30 de junio de 2022, adelantando el dinero a los trabajadores”. Puertas Betanzos añade que en las navidades, cuando ambos trabajadores pensaban viajar, permanece cerrada, por lo que todos los empleados están de vacaciones, de forma que rechaza que el despido fuese una represalia, sino que se debió a “causas organizativas y económicas”, a lo que suma que en noviembre se despidió a otro trabajador por esta razón. También niega que Ibrahima y Magatte hayan sido relevados por otros empleados, ya que, según la versión de la empresa, sus puestos permanecen sin cubrir, así como que no se les haya indemnizado y abonado la liquidación, ya que, apunta, esos trámites se efectuaron el mismo día en que se extinguieron sus contratos. Puertas Betanzos señala que una empresa de trabajo temporal les ofreció recolocarles en otros empleos pero que ellos no lo aceptaron, lo que considera una prueba de su “buena fe y la voluntad de ayudar”.

Compartir el artículo

stats