El caso de la menor vendida en A Coruña: Una boda forzada y un rito que conducen a prisión

Los arrestos de 2021 en Monte Alto, con condenas a seis personas de hasta 17 años, desvelan un caso de trata de menores y daños sexuales

Uno de los detenidos por el 091 en la calle de la Torre en 2021.   | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

Uno de los detenidos por el 091 en la calle de la Torre en 2021. | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA / R. D. R.

La calle de la Torre, en Monte Alto, fue testigo el 14 de abril de 2021 de una operación de la Policía Nacional que dejó conmocionados a los testigos de la intervención por la naturaleza de los hechos: la detención de tres personas, dos hombres y una mujer, por retener en su domicilio a una niña de 12 años cuyos padres la habían vendido para pagar una deuda de 4.000 euros y permitido su casamiento. El caso pasó al juzgado, que investigó un posible delito de trata de seres humanos. Esta semana se ha conocido la sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba, que conduce a prisión a la madre de la niña con una condena de 17 años y medio por vender a su hija, casarla y permitir que fuese violada por quien se convertiría en su esposo en un matrimonio forzado, también menor de edad.

Seis condenas. Han sido penadas la madre de la menor y otras cinco personas. Tres, por un delito de agresión sexual a menor de 16 años (doce años y seis meses de prisión); las mismas tres personas y otras dos por delito por trata de seres humanos (cinco años de cárcel); y otra persona como cómplice en delito de trata (dos años y seis meses de prisión). Solo esta persona estaba en libertad provisional, el resto permanecía en prisión desde las detenciones. Todos son de nacionalidad rumana y de etnia gitana y tres tenían antecedentes penales no computables.

De Córdoba a A Coruña. Tres de los arrestos se produjeron en la ciudad y tres en Córdoba, donde se inició la investigación. En la urbe andaluza se produjeron el casamiento y el rito que “según sus costumbres consistía en comprobar la virginidad de la futura contrayente”, señala la sentencia, ambos el 21 de marzo de 2021. La menor, “que carecía de toda capacidad de decisión por su corta edad, lo que motivó que le impusieran la boda”, fue trasladada días después a A Coruña para vivir con su marido, su suegra y otra persona, quien fue condenada como cómplice. Las detenciones se practicaron el 14 de abril.

Acuerdo por la deuda. El origen del caso conduce a una deuda de 4.000 euros que la madre de la niña y su pareja habían contraído con otra pareja, que se la reclamaba “con insistencia”. Dado que los primeros no disponían del dinero decidieron que su hija menor, de 12 años, fuera ofrecida en matrimonio “por su rito” al sobrino de la mujer de la otra pareja, de 17 años. La madre de este aceptó el acuerdo, pagó los 4.000 euros a la primera pareja y estos, a su vez, a sus acreedores. A cambio, tras el matrimonio, la niña y su esposo se trasladarían a A Coruña con la madre de él.

La agresión sexual. Según recoge la sentencia, antes del casamiento, la madre del menor y la mujer de la pareja acreedora, que son hermanas, con el consentimiento de la madre de la niña, practicaron “el ritual de comprobar la virginidad”, ante la oposición de la niña, que rechazó los intentos de quien iba a convertirse en su marido de penetrarla vaginalmente. Finalmente, cuando la menor comenzó a sangrar “las acusadas retiraron la falda blanca manchada de sangre y la mostraron ante los presentes en prueba de su virginidad”. A continuación, se celebró el enlace y la pareja deudora entregó el dinero a la acreedora.

La menor, recluida. Una vez en A Coruña, la menor de 12 años “fue sometida a los deseos de su marido y de su suegra” —señala el fallo—, “quien le retiró toda la documentación, obligándola a permanecer en el domicilio del cual no podía salir, a fin de garantizar el pacto económico al que llegaron con los otros acusados, evitando así que se pudiera escapar”. La niña estuvo “vigilada en todo momento”, a la vez que se “le retuvo el pasaporte y el certificado de nacimiento”. A primera hora de la mañana del 14 de abril de 2021 agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba practicaron diligencia de entrada y registro de la vivienda de la calle de la Torre en A Coruña, donde se localizó a la menor y fueron detenidas tres personas. En el interior había otras dos menores y un bebé, hijo de una de ellas y de uno de los arrestados”.

Indemnización. Además de las condenas de cárcel, la Audiencia de Córdoba impone a todos los acusados la obligación de abonar conjunta y solidariamente a la menor la suma de 12.000 euros por los daños morales sufridos por ella, así como el pago de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular.

Suscríbete para seguir leyendo