Entrevista | Alejandro Méndez Voz y guitarra de Lori Meyers, este sábado en el Festival Noroeste

Lori Meyers: “Primal Scream nos encanta, los escuchábamos mucho en los 90 cuando éramos adolescentes”

“Intentamos ser fieles a nosotros mismos, pero a la vez buscamos innovar”

“Siempre estamos contentos de volver a tierras gallegas”

Alejandro Méndez, a la derecha, junto a Alfredo Núñez y Antonio ‘Noni’ López.   | // L. O.

Alejandro Méndez, a la derecha, junto a Alfredo Núñez y Antonio ‘Noni’ López. | // L. O. / Ana Carro

Lori Meyers cierra el festival Noroeste Estrella Galicia junto a Primal Scream este sábado en la playa de Riazor (22.00 horas). El guitarrista Alejandro Méndez, con raíces coruñeses, está “feliz” de volver a su segunda casa y de formar parte de un festival en el que se encuentra a “público muy diverso” al que promete “un concierto enérgico”.

Dicen en Instagram que un viento del norte les vuelve a “arrastrar a las maravillosas tierras gallegas”. Pero, ¿más bien se dejan arrastrar?

Sí, siempre estamos contentos de volver a tierras gallegas. Son muchos años yendo a A Coruña y a festivales alrededor. Estábamos hablando antes que llevábamos mucho tiempo sin tocar en la ciudad. Yo diría que la última vez fue en el Playa Club en 2008. Tenemos mucha ilusión.

También es un poco su casa.

Sí. Mi padre es de A Coruña y tengo familia ahí. Me hace especialmente ilusión hacer una visita a mi segunda casa.

¿Tiene muchos recuerdos aquí?

Sí, un montón. Mis abuelos vivían ahí por la zona de Panaderas. Recuerdo ir con mis hermanos y ver lo diferente que era de Granada. Para nosotros, era como una fantasía. Lo recuerdo como un cuento. Hemos vuelto con la familia. Me siento como en casa.

A ver si les va a tocar hacer el himno del Deportivo, como hizo C. Tangana con el del Celta.

(Ríe) Fíjate, me acuerdo cuando mi abuelo nos contaba en los años 90 que habían actualizado el himno, uno más rockero. Ese ya es moderno. No sé qué opinaría la hinchada deportivista de que unos granadinos hiciesen el himno del Dépor.

Este sábado tocan antes de Primal Scream. ¿Qué significa esta banda para ustedes?

Es un grupo que nos encanta. Lo escuchábamos mucho en los años 90 cuando éramos adolescentes. Recuerdo tener CD’s pirateados porque no teníamos un duro. Luego ya uno crece y sabe que tiene que hacer las cosas bien. Recuerdo el disco Screamadelica, que era un discazo. Cuando surgió este concierto y nos dijeron que era con Primal Scream dijimos “qué guay, un grupo con el que hemos crecido”. Incluso diría que en ciertas cosas cogimos influencias. Los años 90 para nosotros fueron muy importantes. Es un honor compartir escenario con ellos.

¿Qué se encuentran en este tipo de festivales en cuanto al público? ¿Hay una mezcla de fans y gente que les escucha por primera vez?

Sí, no es lo mismo que un concierto tuyo solo en una sala. Ahí va tu público y se sabe todo tu repertorio. Aquí hablamos de un público más diverso: gente que te conoce, gente que conoce los tres temas que salen arriba en Spotify, gente que no te conoce y gente que pasa por allí a mirar. No lo veo una cosa negativa. Creo que es otro concepto en el que hay que buscar lo mejor. Si hacemos un concierto enérgico, como sabemos hacer, se puede sumar gente nueva y los que nos conoce, que nos vuelva a ver y que disfrute.

Esa energía de la que habla se nota en todo el directo pero, sobre todo, en el final con Alta fidelidad. ¿Por qué esa canción para acabar?

Esto es una cuestión de tradición. Esta canción la hemos tocado más arriba en el set list o en el medio, pero nos dimos cuenta que funciona muy bien para el final, como una explosión. Noni (el cantante) fue cogiendo ese matiz frontman y empezó a bajar al público. El estribillo dice “todo esto es culpa de la gente”, así que es una forma de compartir con el público y decirles que son los nos han puesto donde estamos. Además, es una canción con un sonido muy crudo, muy punk. Las cosas que funcionan no hay que tocarlas.

¿También se cuela en el set list el tema que crearon con Kora en los Estudos Mans de A Coruña, No me merecía la pena?

Sí. La llevamos tocando todo el verano. La grabamos en febrero en A Coruña, en la Fundación Paideia, en la acción que hacen con Radio3, pero llevamos todo este tiempo tocándola solos. En este concierto, nos acompañará Kora en el escenario. Por fin podemos hacer la canción tal y como es.

Se trata de un nuevo tema dentro de una carrera de más de 20 años. ¿Dónde está el secreto para ese éxito?

No tengo ni idea de por qué seguimos 20 años después. Sí te puedo decir lo que hacemos: seguir guiándonos por la intuición y seguir haciendo las cosas que creemos que tenemos que hacer, aunque sabemos que hacemos cosas mal y otras cosas bien, y todo ese camino es el que nos ha traído aquí. Tenemos claro que queremos tener una carrera larga. Valoramos mucho la oportunidad que hemos tenido, que es dedicarnos a lo que nos gusta, que es la música, algo que es muy complicado. Lo cuidamos mucho. Intentamos ser fieles a nosotros mismos, pero a la vez buscamos innovar. Luego, el público decide si va a verte o no. En nuestro caso, siguen viniendo, así que seguimos tocando.

Esa pasión por la música trata de transmitirla también a su hijo. ¿Le gusta que le acompañe a conciertos?

Sí. Estoy muy contento porque está bien que los conciertos de rock sean para niños. Antes decían “esto no es un sitio para bebés, que la gente se pone ciega y es peligroso”. Todo eso está cambiando. La música y los festivales se están abriendo a todos.

Suscríbete para seguir leyendo