La Diputación de A Coruña aprueba un presupuesto de 221 millones para 2024

PSOE, BNG y Alternativa votaron a favor de las cuentas, que suben un 7,2% con respecto a este año

El Partido Popular votó en contra y criticó que la ejecución de las inversiones del presupuesto actual sea del 40%

El nivel de ejecución presupuestaria centró el debate del pleno de la Diputación de A Coruña que este viernes aprobó las cuentas del organismo para 2024, que tendrán un importe 221,1 millones, un 7,2% más. El proyecto recibió el respaldo de los grupos que integran el equipo de gobierno, PSOE y BNG, y de Alternativa dos Veciños, mientras que el PP se posicionó en contra y criticó que la ejecución de las inversiones del presupuesto de este año se sitúe en el 40%, así como que haya 300 millones de euros en las cuentas bancarias del organismo.

El presidente provincial, Valentín González Formoso, justificó que no se hayan invertido los fondos previstos con el argumento de que los ayuntamientos no son capaces de licitar las obras programadas y recordó que en un reciente pleno se presentaron 58 solicitudes de prórroga de convenios suscritos por otros tantos ayuntamientos que no pudieron poner en marcha esos proyectos, muchos de ellos destinados a saneamiento y abastecimiento de aguas.

El portavoz del PP, Evaristo Ben, anunció que el presupuesto “en buena medida no se ejecutará” y que será una “ilusión financiera”, lo que explicó con el dato de que la partida para vías y obras de este año se encuentra ahora en el 20% de ejecución. También criticó que no esté detallado en qué carreteras se invertirá el próximo año y que, según dijo, no se establezcan prioridades en el gasto.

Puso de relieve además las advertencias del interventor sobre la falta de justificación de las subvenciones nominativas y avanzó que el PP se opondrá a ellas cuando se propongan y recordó las palabras de González Formoso sobre Pedro Sánchez para reprocharle: “Valentín, haz que lo tengas que hacer”.

También denunció que existe “un problema de gestión” en la Diputación y reclamó que se cree un “verdadero” servicio de asistencia a los municipios que les ayude a tramitar sus proyectos. Tanto Ben como el diputado de Alternativa, Ángel García Seoane, criticaron la falta de documentación sobre el presupuesto y que se presentase sin informarles previamente. El también alcalde de Oleiros reclamó además que se incrementen los fondos para las carreteras provinciales debido al estado en que se hallan. “Los ayuntamientos saben que pueden contar con la Diputación”, destacó por su parte la diputada nacionalista Avia Veira, quien consideró “urgente repensar el modelo de financiación” de las entidades locales.

La partida más importante del presupuesto es la del Plan Único, que comenzará el año con 50,5 millones pero con la previsión de que lo acabe en torno a los 100 millones. El diputado responsable de Hacienda, José Ramón Rioboo, destacó el aumento en un 24% del Plan de Emprego Local, que alcanzará los 16 millones, así como los dos millones destinados a Igualdad. También mencionó el aumento en un 6,5% de las partidas sociales, que sumarán más de 24 millones y en el que se incluyen 1,3 millones para teleasistencia, un 50% más, que a partir de ahora incluirá a Ferrol.

El pleno contó con la asistencia de bomberos del Consorcio Provincial, que mantienen un conflicto laboral con las diputaciones gallegas desde hace meses para reclamar mejoras en los parques, aunque durante la sesión no se produjeron incidentes. En el pleno se debatió una moción del grupo socialista de rechazo a los actos vandálicos contra las sedes de este partido en la que el PP se abstuvo, al igual que en la de PSOE y BNG por la dignificación del turno de oficio.