La Aesia iniciará su labor sin abrir aún en A Coruña su sede a la espera de un marco regulatorio para la IA

Escrivá deja sin fecha la elección del director y la actividad en La Terraza, y explica que habrá un trabajo previo de análisis “muy potente” antes de que la agencia empiece a supervisar

La Aesia, la agencia que supervisará en España el uso de la Inteligencia Artificial (IA), concedida por el Gobierno a A Coruña en diciembre de 2022, aún no tiene fecha para comenzar a funcionar con trabajo y personal concretos en el edificio de La Terraza. Esta fase está “en preparación”. El ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, comentó ayer en una visita al Centro de Investigación en TIC (Citic) de la Universidade da Coruña que la Aesia, primero, “tiene que convertirse en un centro de análisis muy potente [lo denominó “think tank”]” como fórmula de preparación para difundir “ante la sociedad las oportunidades que trae consigo la inteligencia artificial”, así como “los riesgos que hay detrás de algunos usos”. El desarrollo de este análisis no se hará en la sede coruñesa y precederá por tanto al “despliegue supervisor” que realizará la agencia sobre la IA en el inmueble de Méndez Núñez y una vez que se haya definido su marco regulatorio.

La Aesia está regulada desde el pasado verano, cuando se confirmó su sede, y a finales de 2023, un año después de que A Coruña fuese designada por el Estado, quedó constituido su consejo rector. Pero se desconoce quién dirigirá el organismo y con qué equipo administrativo podrá contar en la sede de La Terraza. Escrivá evitó poner fecha a estos pasos —apunto que se está “trabajando en ello”— y expresó el deseo de que “de forma muy próxima” se ponga en marcha el plan para “preparar las capacidades analíticas” de la IA antes de que la Aesia “tenga capacidades supervisoras concretas”.

El titular de Transformación Digital matizó que un aspecto que ralentiza la puesta en funcionamiento plena de la Aesia es el “mapa regulatorio” de la IA en Europa. Durante la presidencia española del Consejo de la UE, se alcanzó un acuerdo provisional sobre el reglamento europeo de uso de la inteligencia artificial para salvaguardar los derechos de los ciudadanos frente a esta herramienta digital. El desarrollo y aplicación del mismo, que requerirá un periodo aproximado de seis meses, establecerá los niveles de riesgo que entrañe el uso de la IA y las situaciones en las que puede ser prohibida. Mientras no quede definido el reglamento, la Aesia trabajará mediante ese “centro de análisis” al que alude Escrivá para pasar después a la fase propia de “capacidad supervisora”, que supondría el inicio de la actividad en la sede de La Terraza. “Estamos en una etapa temprana en Europa y el mundo en términos regulatorios. La Aesia será supervisora, pero para supervisar necesita un mapa regulatorio bien definido”, explicó.

En octubre pasado la alcaldesa, Inés Rey, y la entonces ministra de Transformación Digital, Nadia Calviño, avanzaron que la constitución de la Aesia vendría señalada por la creación de su consejo rector, que se produjo semanas después. Queda por saber quién dirigirá el organismo y cuántos trabajadores serán necesarios para ocupar La Terraza, que tiene en concesión RTVE hasta 2034.

José Luis Escrivá se comprometió a regresar a A Coruña en junio para participar en el Congreso de Informática que se celebrará en la UDC.

“Conexión muy grande” entre Aesia y UDC

El ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, expuso en su visita al Citic que intuye una “conexión muy grande” entre la Universidade da Coruña (UDC) y la Agencia Estatal de Supervisión de la Inteligencia Artificial (Aesia). “Me interesa mucho la conexión de la Aesia con la UDC y con los investigadores de inteligencia artificial en A Coruña”, detalló. Sobre su reunión, Escrivá comentó que sirvió para repasar los “proyectos de innovación e investigación” que están en marcha en el Citic así como de qué manera “ayudar” a estos centros “desde lo público” para “transferir conocimiento y que se expanda más allá de la pura investigación”.

Para José Luis Escrivá, además, el centro de investigación TIC de A Coruña es un espacio “ejemplar en el trabajo con las empresas”. Comentó, además, que el objetivo es que “las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial tenga un impacto positivo sobre los ciudadanos” y que “ayuden a mejorar sus vidas”. El ministro para la Transformación Digital, quien apuntó como claves en el desarrollo la “investigación, innovación y la empresa”, se desplazó también a Arteixo, a la sede de Inditex, donde mantuvo un encuentro con el consejero delegado, Óscar García Maceiras, y con el equipo de tecnología del grupo. El plan era, explicó, “apreciar en toda su plenitud la capacidad innovadora que tiene Inditex en ámbitos que son responsabilidad del Ministerio”.

Suscríbete para seguir leyendo