Cómo actuar al ver a un lobo marino como el que apareció en A Coruña

En casos como el del animal que ha recalado esta semana en As Xubias es recomendable no estresarlo con ruidos altos, atar a los perros que estén en la zona y mantener las distancias

El lobo marino que se detuvo en el pantalán de As Xubias.   | // CENMA

El lobo marino que se detuvo en el pantalán de As Xubias. | // CENMA / Iván Aguiar

Los vecinos que paseaban esta semana por el entorno de la playa de Oza se encontraron con un lobo marino tumbado en un pantalán de la Sociedade Deportiva As Xubias, un animal que se viralizó en redes sociales. Desde la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) explican que las posibilidades de encontrar esta foca “en cualquier lugar de la costa, durante la temporada de invierno, no son tan raras”, aunque suele tratarse de crías. Los ejemplares recalan en Galicia desde las colonias de cría del Norte, “muy cansados”, y paran para reponer fuerzas.

Los responsables de la organización recomiendan “no acercarse” al animal, para evitar molestarlo o provocar una respuesta agresiva, y, sobre todo, “no bloquear la vía de salida hacia el mar”. Así se le da una posibilidad de poder volver al océano en el caso de que se ponga nervioso. A los dueños de perros les piden que los mantengan atados y procuren “que no se acerquen” al lobo marino o lo ataquen. También es mejor “mantener silencio” junto a esta foca, pues “ los gritos y ruidos le pondrán alerta y nervioso”.

El Cemma pide además “avisar cuanto antes” al 112 y colaborar con la Rede de Varamentos que asiste a animales marinos que acaban en la costa. Y, aunque esto no se ha cumplido en los últimos días, señalan que es “muy importante no delatarlo”, esto es, no sacar informaciones en redes sociales acerca de la posición del animal ante el público general. La Sociedade Deportiva As Xubias, que ya había denunciado el acceso ilegal de pescadores nocturnos, señala que estos días el recinto está “lleno de gente”. “No paraba de entrar gente, que si “queremos acariciar a la foca”, explican desde esta agrupación.

Una foca de 80 o 100 kilos

El biólogo Alfredo López, de la Cemma, explica que el animal que llegó a As Xubias es un lobo marino de entre 80 y 100 kilogramos que puede tener aproximadamente entre “uno y dos años” de edad, e indica que la presencia de estos animales no es extraña para esta época del año en Galicia: “Entre diciembre y marzo suelen aparecer ejemplares juveniles”. Se trata de animales de menos de tres meses de edad, que proceden de las colonias en las que crían, en la costa de Irlanda.

Lo sorprendente en este caso es que se trata de un ejemplar que “no es un cachorro”. “Son casos muy raros”, afirma. Desde diciembre de 2023 se encontraron dos lobos marinos varados muertos en la costa gallega, uno en Muros y otro en Mañón, mientras que un tercero apareció vivo en Burela.

Suscríbete para seguir leyendo