La reforma de la sede de la RAG en Tabernas concluirá antes del verano de 2025

El proyecto del arquitecto Gonzalo Moure conectará las calles Tabernas y Parrote y habilita una sala principal que apuesta por “la luz”

La obra se anunció para 2016

Recreación virtual del patio interior y uno de los pisos de la sede de la RAG. |   // LOC

Recreación virtual del patio interior y uno de los pisos de la sede de la RAG. | // LOC / Ana Carro

La reforma de la nueva sede de la Real Academia Galega (RAG) estará terminada “entre Semana Santa y verano de 2025”. Así lo manifestó ayer el arquitecto encargado de la obra, Gonzalo Moure, en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia.

El profesor de proyectos en la Escuela de Arquitectura de Madrid detalló que la nueva sede “conectará las calles Tabernas y Parrote” y tendrá una sala principal que apuesta “por la luz y la transparencia”. Una rehabilitación que está pendiente desde 2016 pues el Ministerio de Fomento había firmado un acuerdo el año anterior con la Academia. La Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo adjudicó en febrero del año pasado la ejecución del proyecto a Extracto S. A. Misturas por 2,58 millones de euros.

Mientras se ejecutan los trabajos, que se completarán antes del verano de 2025, los fondos de la Academia se encuentran en una nave del polígono de Pocomaco.

El presidente de la RAG, Víctor F. Freixanes, apuntó que el objetivo es tener “una institución que se sienta orgullosa de su pasado, patrimonio histórico de la cultura y de la lengua gallega”. Empieza así, comentó, una “etapa muy ilusionante” con la reforma del palacete del siglo XVIII que alberga la casa museo de Emilia Pardo Bazán y que se mantendrá en el primer piso. Hasta él bajará el patio interior, que ahora acaba en el segundo piso, con grandes ventanas de madera blanca desde el techo al suelo. Una metáfora de “galería gallega”, indicó Gonzalo Moure, que cree que esto creará “una atmósfera totalmente diferente, con más luminosidad”.

En el segundo piso se realizará una redistribución de los despachos de la presidencia, de la secretaría de la RAG y de parte de los puestos de trabajo. El tercer piso cambiará por completo su distribución para albergar el archivo y los despachos del personal de biblioteca, hemeroteca y archivo. Además, tendrá dos espacios para las consultas de los usuarios. Las entreplantas del cuarto y quinto piso se dedicarán al depósito museístico y parte de los fondos bibliográficos, aunque la mayor parte se mantendrá en el sótano.

Esta será la segunda reforma integral a la que se somete el edificio. La primera, diseñada por el arquitecto Andrés Fernández-Albalat, fue en los años 70.

Los fondos, en una nave del polígono de Pocomaco

Mientras se ejecutan los trabajos en el número 11 de la calle Tabernas, los fondos de la Real Academia Galega (RAG) se encuentran custodiados en una nave en el polígono de Pocomaco. Desde allí, la RAG sigue atendiendo las demandas de los usuarios a través de consultas telemáticas. También se han mantenido las reuniones periódicas de las secciones y seminarios y los plenos se desarrollan en el Palacio de María Pita. La biblioteca de la RAG cuenta con 60.000 volúmenes monográficos y 3.000 títulos de publicaciones periódicas relacionados con Galicia. En cuanto al archivo, consta de más de 30.000 documentos en papel y unas 100.000 fotografías. Como la sede de la Academia alberga la casa museo Emilia Pardo Bazán, en sus fondos también se conserva el archivo personal de la escritora y buena parte de la biblioteca que fue construyendo durante su vida. El coste de la mudanza a Pocomaco lo asumió la Xunta de Galicia.

Suscríbete para seguir leyendo