El Concello expropiará 122.000 metros para ampliar la planta de residuos de Nostián

La compra tendrá un coste de 270.000 euros

Adquirirá una superficie similar en una segunda fase para hacer posible el funcionamiento de la instalación

En el centro de la imagen, la planta de Nostián. Entre ella y los tanques de la refinería, los terrenos que serán expropiados.   | // CARLOS PARDELLAS

En el centro de la imagen, la planta de Nostián. Entre ella y los tanques de la refinería, los terrenos que serán expropiados. | // CARLOS PARDELLAS

La adquisición de terrenos para la ampliación de la planta de tratamiento de residuos de Nostián, uno de los requisitos indispensables para el funcionamiento de la instalación en los próximos años, dio comienzo este miércoles con la aprobación por la Junta de Gobierno Local del proyecto de expropiación de 122.512 metros cuadrados en los terrenos próximos.

La alcaldesa, Inés Rey, detalló que la operación afectará a 91 parcelas, todas ellas rústicas, y tendrá un coste de 269.237 euros, para los que existe una partida en el presupuesto municipal de este año. La ampliación de la planta hará necesaria otra expropiación de suelo de las mismas dimensiones que se realizará en una fase posterior.

Los terrenos que se adquirirán se encuentran situados entre el límite inferior de la planta y el complejo de la refinería de Repsol y se caracterizan por una fuerte pendiente y por la existencia de numerosas rocas. Se trata de suelo improductivo, monte maderable y labradío para el que se fijó un precio de 0,51 euros por metro cuadrado en el primer caso, de 2,67 en el segundo y de 22,36 en el segundo. De las 91 parcelas, 36 pertenecen a Repsol y 6 a Urbaser, la empresa que gestiona en la actualidad la planta de Nostián en precario, ya que su contrato terminó el 31 de diciembre de 2019 y aún no se licitó otro.

Rey dijo sobre este asunto que la expropiación es un paso previo a esa licitación, que tendrá un importe de 368 millones, y que hará necesario un acuerdo con el Consorcio As Mariñas, ya que la participación de sus municipios es imprescindible para la viabilidad de la instalación.