El Concello compra la Casa Carré y la convertirá en centro municipal para Eirís

El Ayuntamiento adquiere por 459.000 euros la vivienda del escritor, hijo y hermano de dos destacadas figuras culturales gallegas

Entrada de la Casa Carré, situada en la carretera de Monelos. |   // CARLOS PARDELLAS

Entrada de la Casa Carré, situada en la carretera de Monelos. | // CARLOS PARDELLAS

La Casa Carré, uno de los inmuebles más destacados del barrio de Eirís, será adquirida por el Concello para pasar a ser una instalación municipal que dé servicio a esta parte de la ciudad. La Junta de Gobierno Local aprobó este miércoles la compra de la vivienda, situada en el número 46 de la carretera de Monelos, por un precio de 459.619 euros, tras llegar a un acuerdo con los propietarios.

La casa fue construida en 1942 mediante un proyecto del famoso arquitecto coruñés Rafael González Villar, quien falleció el año anterior a su conclusión. Perteneció hasta su fallecimiento en 1967 al escritor Uxío Carré Alvarellos, hijo de Uxío Carré Aldao, propietario de la imprenta y librería La Regional, que albergó la tertulia A Cova Céltica, en la que participaron las figuras más destacadas de la cultura gallega de finales del siglo XIX, además de editor y literato. Otro de sus hijos, Leandro, fue también un destacado escritor y filólogo. La familia Carré conservó en la casa de Eirís el legado de sus antecesores, por lo que tiene un importante valor histórico y cultural.

Equipamiento público

El plan general de la ciudad califica la parcela como dotación local para viario, espacio libre y equipamiento público. Al haber pasado cinco años desde la aprobación de ese documento sin que el Concello pusiera en marcha la expropiación o una medida similar, la familia Carré solicitó la apertura de un expediente de justiprecio que hizo posible alcanzar un pacto con la administración municipal.

La alcaldesa, Inés Rey, señaló que la compra de la casa era un “compromiso” del Gobierno local con los vecinos de Eirís. El informe de la tasación realizada para la adquisición señala que la vivienda “tiene un gran encanto en sí misma por su sencillez y disposición respecto a la fìnca y el entorno”, además de por su “calidad arquitectónica y sus valores históricos”. También menciona que el cierre de seto vivo “le aporta un carácter particular” y que, pese a haber sido construida en la posguerra, en la que había dificultades para la obtención de los materiales adecuados, su ejecución es “de gran calidad” .

Destaca también la existencia de elementos de la arquitectura gallega como la lareira y su división en dos viviendas independientes, característica de la arquitectura tradicional gallega. Otro de los factores relevantes es que se encuentra al pie del Camino Inglés a Santiago.