El podio coruñés de la ABAU: "Me puse a chillar en la calle cuando recibí las notas"

Alumnos de Eirís, Durmideiras y Fogar logran las notas más altas de estudiantes de centros coruñeses en la selectividad

Carlos Jove, Xiana Pedreira y Alba Soutullo

Carlos Jove, Xiana Pedreira y Alba Soutullo / Carlos Pardellas

Pablo Jove, Xiana Pedreira y Alba Soutullo protagonizan el podio coruñés de la ABAU en 2024. Son las tres notas más altas de alumnos de centros educativos de la ciudad: 9,86; 9,824 y 9,82 sobre 10. Rozan la perfección y los tres jóvenes coinciden que están “en shock”.

La calificación más alta es la de Pablo Jove, alumno del CPR Eirís. Vecino de A Zapateira, su gran pasión es el fútbol: “Siempre intento sacar un hueco para verlo o jugarlo. Fui a muchos partidos del Dépor e incluso a la celebración del ascenso en Cuatro Caminos”. Precisamente, su interés en estudiar Medicina nació de este amor por el balompié: “De pequeño, cuando un jugador se lastimaba, investigaba sobre la lesión”, cuenta. Pablo logró un 12,96 sobre 14 puntos con las asignaturas voluntarias, por lo que su sueño de ser traumatólogo y tratar a futbolistas va por buen camino.

Además, su excelente rendimiento académico tiene doble mérito. El joven pasó por un mal momento durante el curso por un problema familiar y encontró ayuda en dos profesores del instituto: “Quiero agradecerle todo lo que hicieron por mí y por mi familia a José Antonio, mi profesor de Matemáticas, y a Eva, de Lengua Española, porque me ayudaron a levantarme”. Después de 15 años, Pablo se marcha de Eirís para cumplir sus sueños, pero siempre recordará el día en que él y sus amigos ganaron un partido con un gol en el último minuto ante Calasanz.

Xiana, de clase a la piscina

Xiana Pedreira, del IES Plurilingüe Durmideiras, es la medalla de plata de la ABAU coruñesa. Durante todo el curso, compaginó los estudios con su principal afición: la natación. “Se hizo duro porque entrenaba de tres a siete todos los días menos el lunes”, reconoce. Precisamente, el día en que recibió las notas salía de nadar: “Me subí al coche con mis padres y, justo cuando paramos en un paso de peatones, recibí el correo. Me emocioné muchísimo y mis padres se dieron cuenta al momento de que todo había salido genial”.

La intención de Xiana es estudiar Bioquímica en la USC, en el campus de Lugo, y con su 13,57 sobre 14 no tendrá ningún inconveniente. Ahora toca celebrar los resultados y también su 18 cumpleaños. Fue el pasado 27 de mayo y la preparación de la selectividad le truncó la fiesta. En verano, podrá relajarse y dedicarle tiempo a otra de sus pasiones: la lectura. Almudena Grandes y Federico García Lorca compartirán con ella sus vacaciones más especiales.

Alba Soutullo, del CPR Fogar de Santa Margarida, completa el podio coruñés. Este jueves, recibió las notas en la calle y explotó de felicidad: “Empecé a chillar y mi madre, cuando se las enseñé, empezó a llorar”. Sobre 14 puntos, su calificación es de un 13,82, suficiente para estudiar el doble grado en ADE y Derecho en A Coruña. Esta joven de 17 años, vecina de Sagrada Familia, es muy disciplinada, pero admite que se estresa con facilidad: “Soy una agonías, prefiero quedarme en casa y preparar todo al milímetro. Mis padres lo saben y por eso, cuando estudié para los exámenes, se marcharon al pueblo para dejarme sola en casa”, cuenta entre risas.

A Alba también se le dan bien los idiomas. Sacó cuatro dieces en la ABAU, dos de ellos en Francés y Lingua Galega. Durante el curso, acudió cada semana a clase de inglés para preparar el nivel más alto de los exámenes de Cambridge, el C2, que espera aprobar en breve.