El acusado de apuñalar a un policía acepta seis meses por violar una orden de alejamiento

Fue arrestado el martes cerca del domicilio de su expareja, dos semanas después que la jueza lo pusiera en libertad tras atacar a un agente con un cuchillo, y golpeó a otro en la cara

Policía Nacional

RAC

El hombre arrestado el pasado sábado 25 de mayo, acusado de atacar a un antidisturbios de la Policía Nacional en las celebraciones del Dépor y acuchillarlo en el casco y el chaleco, fue detenido de nuevo en la madrugada de este martes por saltarse una orden de alejamiento contra su expareja. De acuerdo con fuentes judiciales, el hombre fue acusado de un atentado contra la autoridad por resistirse, ya que arrojó un patinete contra un agente y lo golpeó en la cara, y ha aceptado una sentencia de seis meses de cárcel por el delito de quebrantamiento del alejamiento.

Según han confirmado a LA OPINIÓN dos fuentes del 091, un coche camuflado con agentes de paisano detectó al hombre cuando circulaba en torno a las 04.00 horas en el barrio de Os Mallos en patinete, y los policías empezaron a perseguirlo dado que “no podía estar ahí” debido a la orden, derivada de un procedimiento de malos tratos. Este diario no ha podido comprobar si tenía una condena, o la medida se tomó dentro de un proceso abierto.

El hombre se “dio a la fuga”, y, cuando los agentes lo alcanzaron algo después, “lanzó el patinete contra el coche”, golpeando el vehículo y a uno de los policías presentes en el operativo. El mismo agente recibió un “codazo en la cara” antes de que lograsen reducir al varón, un hombre de una edad entre 35 y 40 años con múltiples detenciones previas, y sufrió “contusiones”.

En este caso, los agentes policiales no encontraron armas en el registro al hombre, del que fuentes policiales indican que cuenta con más de treinta detenciones previas. Según informan fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), tiene antecedentes, en su “mayoría” por robo, y personal del 091 indica que es un viejo conocido de la plantilla de la ciudad por dedicarse a sustracciones con fuerza.

Fuentes del Tribunal Superior indican, sin embargo, que no tiene antecedentes por hechos similares al apuñalamiento del mes pasado. En aquel caso, la jueza de Instrucción lo dejó en libertad el lunes posterior a los hechos. La Fiscalía no había pedido que ingresase en prisión a espera de juicio, y la magistrada valoró tanto la ausencia de condenas por crímenes similares como la “entidad de los hechos” —el policía no fue herido, aunque fuentes del 091 insisten en que el hombre lo golpeó en sus protecciones— y entendió “que no existe riesgo de fuga, ya que tiene domicilio conocido”.

En ese momento se le acusó de “un presunto delito de atentado sin lesiones”, y los sindicatos policiales con representación en la ciudad reclamaron que se mejorase el material de protección del que disponen los agentes. Dos días después de ser puesto en libertad, la Policía Local le intervino por la mañana una navaja automática, un puño americano y un punzón, de acuerdo con la Asociación Profesional de 092. Horas después, una patrulla del turno de tarde lo volvió a identificar y le quitó otra navaja.

Suscríbete para seguir leyendo