La Fiscalía pide 2 años y 9 meses de cárcel para el apoderado de una empresa cuyas cuentas vació para evitar un embargo

Tribunales A Coruña.

Tribunales A Coruña. / Shutterstock

La Sección Primera de la Audiencia de A Coruña acogerá el martes un juicio contra el apoderado de una empresa que vació las cuentas de la misma para evitar el embargo de fondos para pagar una deuda cuyo importe principal era de 45.000 euros --a los que sumarían 13.500 euros de intereses y costas--.

Según recoge el escrito fiscal, en 2017 el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Betanzos dictó un auto en el que la empresa Mercagraf SL, cuyo apoderado general con facultades plenas de gestión es el acusado, se obligaba al abono de mensual (con fecha de inicio el 25 de mayo y de fin el mismo día de octubre de ese año) de 7.500 euros a la empresa Cortina y Salegui en pago de una deuda.

Sin embargo, con el fin de evitar dicho embargo, el acusado habría realizado diversas transferencias desde la cuenta que Mercagraf tenía en el Banco Sabadell a otras de las que era titular, así como de la empresa Expresionismo SL, de la que es administrador único, dejando la cuenta de la mercantil con saldos "muy inferiores" a la cantidad adecuada e "irrisorios".

Como ejemplo, el escrito señala algunos movimientos en los que, después de recibir abonos por transferencias de varios miles de euros, llegó a dejar un saldo en la de la empresa en cuestión que apenas superaba los 5 euros.

La mecánica utilizada consistía en que, una vez quer ecibía un abono por transferencia, en la misma fecha transfería el dinero a su favor o de la entidad Expresionismo SL de la que era administrador único, de forma que el saldo fuese prácticamente nulo para hacer frente a las deudas contraídas.

Delito de alzamiento de bienes

Los hechos serían constitutivos de un delito de alzamiento de bienes y la Fiscalía pide imponer al acusado la pena de 2 años y 9 meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo. También a una multa de 20 meses a razón de 12 euros diarios con responsabilidad personal en caso de impago y costas (unos 7.200 euros).

En el apartado de responsabilidad civil, se dictamina que procede declarar la nulidad de los supuestos actos fraudulentos realizados por parte del acusado como apoderado de Mercagraf y reintegrar la cantidad retirada de su cuenta con los intereses legales correspondientes.