El Concello aplaza la obra en el acceso a San Agustín por las quejas de los placeros al coincidir con San Juan

Los trabajos, destinados a conectar el supermercado con la red de gas, se reanudarán la próxima semana

Los vendedores denunciaron que los vehículos de carga no podían entrar en unos días de fuertes ventas

Corte de tráfico en la calle Pío XII por la obra de suministro de gas al supermercado.   | // IAGO LÓPEZ

Corte de tráfico en la calle Pío XII por la obra de suministro de gas al supermercado. | // IAGO LÓPEZ

La protesta de los placeros de San Agustín por el inicio por sorpresa este lunes de una obra en la calle Pío XII, que impedía la llegada al mercado de los vehículos de carga, tuvo efecto, ya que por la tarde el Gobierno local ordenó el aplazamiento de los trabajos hasta la próxima semana. Los vendedores habían denunciado que el cierre al tráfico de la calle desde su confluencia con la de Juan XIII —solo un año y medio después del fin de las obras de reforma del entorno del mercado— iba a tener importantes consecuencias para su actividad, ya que fueron informados de que duraría entre una y dos semanas y los próximos días se prevén con una intensa actividad ante la proximidad de la fiesta de San Juan.

La presidenta de la asociación de placeros, Ángela Barrán, dirigió el mismo lunes una carta a la alcaldesa, Inés Rey, en la que expresó su malestar por esta decisión. El Concello informó posteriormente a este periódico que la zanja abierta por la mañana en Pío XII será cubierta con unas planchas metálicas para permitir de nuevo el paso de los vehículos y que las obras se reanudarán después de las fiestas de San Juan.

El corte de tráfico es necesario para la conexión con la red de gas del supermercado existente en el sótano del mercado, que está siendo reformado desde enero y cuyas obras concluirán a final de año.

Burla

“Los placeros de San Agustín no estamos dispuestos a seguir siendo la burla de nadie”, advirtió la presidenta de los placeros a la alcaldesa, a la que reprochó que los trabajos se desarrollen en la semana de la fiesta de San Juan, en la que la previsión de ventas es muy elevada. Barrán detalló a este periódico que los placeros no fueron avisados previamente del inicio de las obras y que la alternativa que se les ofreció fue la llegada al mercado a través de las calles Estrecha de San Andrés y Marqués de Pontejos, aunque la angostura de la primera dificulta el paso de los camiones de mayor tamaño, según afirmó.

También puso de relieve que antes de la reforma de la zona de San Agustín, que comenzó en agosto de 2021, el Concello acordó con vecinos y comerciantes que durante esos trabajos se realizarían todas las conexiones necesarias en el subsuelo y así evitar tener que volver a abrir al poco tiempo, pese a lo cual ahora comenzaron esos trabajos en las conducciones de gas.