La oposición coincide en señalar el "fracaso" del modelo de concentración de poder

El BNG califica de "significativos" los cambios en Urbanismo y Medio Ambiente

Jorquera y Lage en un pleno municipal.

Jorquera y Lage en un pleno municipal. / Carlos Pardellas

Los partidos de la oposición en A Coruña interpretan la remodelación del Gobierno de Inés Rey como un "reconocimiento" del mal funcionamiento de la estructura de tres áreas que concentraban diversas materias, las asumidas por los ediles José Manuel Lage, Nereida Canosa y Gonzalo Castro. El PP alude a "fracaso" en la gestión de la alcaldesa, mientras el BNG subraya que el sistema de "macroáreas no funcionaba y estaba conduciendo a la ineficacia y la parálisis en la gestión municipal", apunta el portavoz nacionalista Francisco Jorquera.

"Los cambios en el Gobierno municipal anunciados hoy suponen un reconocimiento del fracaso en la gestión de Inés Rey y un reconocimiento de que la ciudad ha perdido otro año. También son unos cambios que nos dan la razón en todo lo que llevamos diciendo durante un año sobre la ineficacia de la concentración de poder y sobre la nula atención a los barrios", adelanta el grupo popular, que prevé hacer mañana un análisis "en profundidad".

Jorquera pone el foco en cambios "significativos", como "la retirada significativa de las competencias de Urbanismo al portavoz del Gobierno local después de que el BNG denunciase irregularidades en la tramitación de un inmueble de su propiedad". Añade en este apartado al relevo en Medio Ambiente "justo cuando se debe proceder cuanto antes a la licitación del nuevo contrato de Nostián". Al nacionalista le "llama la atención" que el área de Cultura se mantenga en manos de Gonzalo Castro tras "evidenciarse con toda claridad la mala gestión del IMCE".