Precintado el edificio ocupado de ronda de Nelle en A Coruña por no ser habitable

Policías locales vigilan el portal y dejan entrar de uno en uno a los ocupantes para que retiren pertenencias

Policía vigilando y un ocupa recoge enseres en el edificio del 120 de la ronda de Nelle.

Policía vigilando y un ocupa recoge enseres en el edificio del 120 de la ronda de Nelle. / Iago López

RAC

El Concello ha precintado el edificio del número 120 de la ronda de Nelle, ocupado irregularmente en su totalidad, después de que ayer por la tarde se originase un incendio en la novena planta que obligó a desalojar este y los dos inmuebles contiguos. El Gobierno local, según fuentes municipales, está elaborando un informe sobre la situación del edificio, que "en principio", apuntan, "no reúne las condiciones de habitabilidad". Por esta razón, nadie podrá acceder "por el momento", aunque a lo largo de esta mañana algunos ocupantes han entrado de uno en uno a los pisos, y ante la presencia de policías locales, para retirar sus objetos personales.

El problemático edificio, ocupado desde hace más de un año en su totalidad, ha sido foco de conflictos entre las personas que se han instalado, la mayoría de nacionalidad extranjera. Según alguno de ellos que esta mañana entró al bloque para recoger pertenencias, el fuego de ayer fue intencionado y se debió a una pelea entre ocupantes. Parte de ellos pasaron la noche a la intemperie en el parque de Santa Margarita y en la parte trasera del Paseo de los Puentes.

Esta mañana, hasta cuatro vehículos del 092 se situaron en la ronda de Nelle junto al edificio para identificar a las personas que quisieron acceder para retirar objetos, tras lo cual fueron identificados. "Llevo tres años y medio aquí. Yo estaba tranquilo en la casa y llegaron los bomberos y me sacaron porque había fuego, dejé el DNI y he venido a por otras cosas", relataba Jorge, un portugués que lleva años asentado en España. Cuenta que unos amigos le van "a echar una mano" para tener un techo bajo el que dormir. Descarta la alternativa de ir a las instalaciones de Padre Rubinos, que califica como "tercer grado".

Un vecino del número 122 de la ronda de Nelle calificaba de "muy caliente" la situación: "Iba a pasar algo así, y aquí ni la alcaldesa ni nadie hacen nada hasta que de verdad pasa". Cuenta que su mujer estaba en el piso cuando se produjo el incendio y él, se desplazó "como una centella" para acudir junto a ella.