Las funciones de la Aesia en A Coruña: analizar riesgos, fijar límites y ser la voz de España en Europa sobre IA

El ministro Escrivá señala que la Agencia contribuirá al desarrollo del reglamento europeo de Inteligencia Artificial

Sobre la sede, el edificio de La Terraza: "Necesita obras, el paso del tiempo ha generado desgaste"

El ministro Escrivá presenta en A Coruña el 'logo' de la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial (Aesia)

Iago López

El ministro para la Transformación Digital, José Luis Escrivá, explicó este miércoles en A Coruña que la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial (Aesia) tendrá que, entre otras cosas, "analizar riesgos, decidir donde se ponen los límites en el ámbito de la IA" y ser "la voz" de España en Europa en esta materia.

Tras desvelar la imagen del logo de la Aesia, en rojo, Escrivá detalló que esta será "un 'think tank' muy potente para analizar riesgos y decidir donde se ponen los límites" de la IA, para lo que se necesitará "el consenso de la sociedad".

Desde A Coruña, en el edificio de La Terraza, se "impulsará el debate y se recabará información".

La Agencia también ayudará en el desarrollo del Reglamento Europeo de la IA, que estará "vigente en los próximos días".

Entre los objetivos figura también la promoción "de buenas prácticas". Así, la Aesia "va a ser la autoridad de vigilancia del mercado y el punto único de contacto con Europa", dijo Escrivá.

"España tiene que tener voz propia y la Agencia va a representar a España", añadió.

Logo de la Aesia

Logo de la Aesia / LOC

El ministro, que detalló que la Aesia tendrá "80 trabajadores", avanzó que los años "2025 y 2026 van a ser de muchísima actividad". Permitirá también "atraer talento" e impulsará "políticas de difusión y pedagogía que tienen que llegar a la ciudadanía para transmitir en qué consiste la IA".

Además, comunicó que el director de la Agencia, Ignasi Belda, y su equipo se establecerán en la sede "en los próximos días".

Sobre el estado de La Terraza, José Luis Escrivá comentó que el edificio "necesita obras" porque "el paso del tiempo ha generado desgaste".